miércoles, 12 de febrero de 2014

Advierten que próxima crisis tendrá origen en una economía desarrollada (sí, Canadá está en la lista)

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Toronto Skyline Viviendas

El mundo apenas sale -algunas economías aún luchan- de una crisis financiera que puso en jaque el crecimiento de los países del primer mundo y desde ya estudios y analistas adelantan quiénes serán los protagonistas de una nueva crisis, sin dar tiempos ni fechas estimadas.

En esta oportunidad es el turno de Matthew Lynn, columnista de Marketwach, quien considera que la próxima crisis económica global tendrá como origen, nuevamente, un país desarrollado, incluyendo en su lista a cinco grandes economías: Canadá, Australia, Francia, Alemania y el Reino Unido.

Lynn asevera que “los verdaderos ‘Fragile Five’ no son mercados emergentes”, haciendo referencia a la calificación de parte de la agencia Moody’s a Indonesia, Turquía, Brasil, India y Sudáfrica, países que experimentan una crisis de divisas que mantiene las alarmas encendidas y que para muchos analistas, podrían ser un factor de impulso de una nueva crisis. Pero el columnista de Marketwatch insiste en que “si hay otra gran tormenta a punto de estallar a través de la economía mundial, es de aquí de donde va a venir, se nos dice. El problema es que no es cierto”.

Aunque Lynn considera que el problema de divisas en efecto es cierto, su incidencia en la economía global no es tal como para generar una crisis, aunque esto no implique que se descarte una volatilidad en los mercados bursátiles y potenciales fugas de parte del capital sobre el que sustentan su crecimiento.

Insiste el experto: que “la siguiente crisis empezará, como ocurrió con la anterior, en una economía desarrollada”.

Entre los factores que incidirían en esa eventual crisis, Lynn enumera los siguientes:

  1. Alto endeudamiento
  2. Crecimiento lento
  3. Economías desequilibradas
  4. Sistemas bancarios inflados
  5. Grandes déficits comerciales

Específicamente en el caso de Canadá, Lynn plantea un tema del que ya se ha hablado en los meses recientes: una burbuja inmobiliaria, la cual, advierte, “estallará inevitablemente”.

Las autoridades canadienses han dicho en varias oportunidades que esa burbuja no es tal y que el mercado inmobiliario del país vive un “aterrizaje suave” que lo llevará a una estabilización. Agencias mundiales y organismos especializados han advertido, por su parte, sobre la sobrevaloración del sector y de los riesgos que ello implica.

VER TAMBIÉN: 

Para Australia, el riesgo vendría por su “peligrosa” dependencia de las exportaciones a China.

Estos dos países -Canadá y Australia- fueron los que superaron con mayor éxito y en tiempo relativamente corto, las consecuencias de la crisis financiera de 2008.

En el caso de Francia, el experto destaca el crecimiento de su deuda que, como han informado las propias autoridades del país, llegará este año a 95% de su PIB. Su economía se ha ralentizado, además,  y es posible que esté cerca de una nueva recesión.

Según Lynn en el Reino Unido los riesgos también van por el lado de la deuda y lo que considera como un “disfuncional” sector financiero, “aderezado” por la política del Banco de Inglaterra. El banco central inglés está dirigido actualmente por el canadiense Mark Carney, el mismo que dejó como legado en su país haber llevado la economía a la recuperación tras la crisis de 2008.

Sobre Alemania, el especialista advierte que el débil crecimiento de su economía, considerada como motor de Europa, se traslada a toda la Zona Euro. El envejecimiento de su población, el alza de los costos energéticos y los mercados “sobrerregulados”, hacen que la economía alemana se mantenga en una situación de “esperar a ver lo que ocurre”.

Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM