miércoles, 19 de febrero de 2014

Negocios internacionales y la planificación tributaria

Publicado en:
Negocios Quebec-Latinoamérica
Por:
Temas:

Comercio-internacional

En este artículo vamos a abordar el tema de “Negocios Internacionales” desde una nueva perspectiva: la importancia de una buena Planificación Tributaria Internacional.

Como ya lo hemos discutido reiteradamente y con el riesgo de ser tautológico, los negocios internacionales por definición involucran a las empresas más competitivas y/o aquellas que son gerenciadas por personas que toman ciertos riesgos para luego cosechar los beneficios.

En Stratekey Canal nos gusta construir bases sólidas para que las empresas exploten su potencial y tengan una visión de crecimiento sustentable en el tiempo. Planificar para luego poder implementar está en nuestro ADN.

Supongamos que una empresa de Quebec, Brasil, Argentina o Venezuela decide expandirse internacionalmente. Supongamos que los directivos de dicha empresa han seguido nuestros consejos, han hecho el due-dilligence y todo el trabajo de back-office necesario para minimizar los riesgos y maximizar el retorno. En otras palabras, los directivos han puesto a punto toda la maquinaria y procesos necesarios para producir y comercializar sus productos internacionalmente.

¿Cuál es la estructura y procesos que, en nuestra experiencia, es dejada de lado? ¡La planificación tributaria! Increíblemente es una de las facetas del negocio que, salvo en determinada épocas el año –cierre fiscal-, no se le presta atención debida.

Es el momento de desmitificar algunos puntos sobre Planificación Tributaria:

  1.    Planificación tributaria no es evasión tributaria sino contar con la estructura más eficiente posible.
  2.    Planificación tributario no es solamente importante para empresas grandes. 

Al momento de estructurar una actividad empresarial, financiera o de protección patrimonial, existen diversas alternativas que varían en cuanto a su complejidad y costos. Cuando aumentan el número de clientes internacionales, aumenta la complejidad de nuestras transacciones, desde los métodos de pago, pasando por los riesgos crediticios, de cambio, etc. hasta las normas tributarias.

Un punto a considerar cuando sugerimos estructuras tributarias para las PYMES es que la gran mayoría de las mismas son empresas familiares, o sea que la suerte de la familia depende en gran medida del de la empresa.

Una forma eficiente de canalizar las inversiones es mediante una Sociedad de una jurisdicción off-shore como Islas Vírgenes Británicas, Seychelles, etc. o de un sistema de imposición territorial como Panamá, Singapore y Uruguay

Estas sociedades pueden ser utilizadas como holding de participaciones en sociedades de casi todas las jurisdicciones, tenedoras de inversiones financieras, trading de bienes o servicios, propietarias de inmuebles e intangibles como marcas, patentes, derechos de imagen, etc.

Las características comunes a estas estructuras son: 

  1.  Nula o baja tributación sobre la renta (dividendos, intereses, regalías, servicios off-shore)
  2.  Nula tributación sobre el patrimonio off-shore y las ganancias de capital por enajenación de activos (inmuebles, acciones de sociedades participadas, bonos, etc.)
  3.  En general, un régimen corporativo moderno y flexible que permite rápidas modificaciones estatutarias y cambios en la administración de la sociedad
  4. Posibilidad de que los directores sean no residentes y personas jurídicas
  5. Anonimato mediante la emisión de acciones al portador en algunas jurisdicciones
  6. Inexistencia de registros públicos de accionistas
  7. Posibilidad de emisión de acciones comunes y preferentes
  8. Inexistencia de requerimientos de información acerca de estados financieros
  9. No hay requerimientos de capital social mínimo o el mismo es muy bajo
  10. En algunos casos, pueden beneficiarse de la red de Convenios para Evitar la Doble Imposición de las respectivas jurisdicciones.

Hay varias jurisdicciones como que permiten obtener lo que describimos más arriba: 

Off-shore

•        Islas Vírgenes Británicas

•        Bahamas

•        Belice

•        Seychelles

•        Dubai

•        Cayman

•        Santa Lucía 

Territoriales

•        Uruguay

•        Hong Kong

•        Panamá 

A continuación describimos tres sencillos ejemplos de planificación que pueden tener como objetivo la protección del patrimonio, el ahorro o diferimiento de impuestos y la planificación hereditaria.

Opción 1

Sociedad off-shore o con régimen de tributación territorial. Las sociedades off-shore (BVI, Belice, Seychelles, IBC Rak) o con régimen territorial (Uruguay, Panamá, Costa Rica, Singapur, Hong Kong) brindan un primer nivel de protección al desvincular de forma directa a la persona física o empresa de sus activos. Esto se logra mediante la utilización de acciones al portador o del servicio de nominee shareholder.

Desde el punto de vista fiscal, los ingresos o las ganancias de capital que generen los activos de la sociedad no están gravados en las respectivas jurisdicciones, por lo que estos vehículos son también un eficaz instrumento de ahorro o diferimiento fiscal.

Finalmente, gracias a regímenes societarios que salvo escasas excepciones resultan modernos, ágiles y flexibles, estas estructuras son sencillas de administrar y tienen bajos costos de mantenimiento.

Opción 2:

Fundación + Sociedad

Las fundaciones (Fundación de Interés Privado – Panamá, Stichting, Holanda) son un mecanismo útil en materia de planificación fiscal, sucesoria y de protección patrimonial. Se trata de una figura análoga al fideicomiso que opera en forma muy similar a una sociedad anónima. Los activos transferidos a la fundación se constituyen en un patrimonio separado de los del fundador o fundadores así como de los de cualquier otra(s) persona(s) o entidad(es) que contribuyan a la fundación; y éstos no podrán ser disputados en asuntos hereditarios, definiéndose de esta manera claramente frente al precepto legal sobre herencias obligatorias, existente en algunas otras jurisdicciones.

Dichos activos no pueden ser embargados y no pueden ser sujetos a ninguna acción o medida preventiva, excepto cuando dicha acción o medida se relaciona con las obligaciones incurridas o daños que resultan de la ejecución de los objetivos de la Fundación. Las fundaciones se encuentran exentas del pago de impuestos sobre los actos de transferencia o gravamen de sus activos y de los ingresos que generen. 

Además de las ventajas de la opción anterior, la interposición de una Fundación por encima del vehículo societario ofrece un mayor grado de protección y seguridad. Las acciones de la sociedad se emiten nominativamente a nombre de la Fundación y esta es controlada en forma anónima por el cliente como protector y beneficiario.

Opción 3:

Trust + Sociedad

El Trust es una figura propia del derecho anglosajón, donde una persona (el Settlor) le encomienda a otra persona u organización (Trustee) la administración de un bien o de una serie de  bienes (tangibles o intangibles) en beneficio de sí mismo o de otra persona (Beneficiary), de acuerdo a una serie de detalladas instrucciones y a la legislación pertinente. Los bienes objeto del Trust salen del patrimonio del Settlor en forma revocable (Trust revocable) o irrevocable (Trust irrevocable) e ingresan al Trust, donde se logra dividir la titularidad formal de los activos y los derechos económicos sobre los mismos.

En efecto, la titularidad legal queda a cargo del Trustee, pero este deberá mantenerla y ejercitarla en beneficio de los beneficiarios. Existe por tanto una obligación fiduciaria de su parte con él o los Beneficiarios, quienes son los verdaderos beneficiarios efectivos de la propiedad fiduciaria.

Existen dos alternativas respecto de la ley aplicable al Trust, la elección de una jurisdicción considerada paraíso fiscal (Trust offshore) como Cayman o Jersey o una jurisdicción no considerada paraíso fiscal (Trust on-shore) como Reino Unido o Nueva Zelanda. 

Si el Trust es estructurado en forma debida, es un eficaz instrumento de protección patrimonial, planificación fiscal y sucesoria.

En conclusión, a través de una adecuada organización del patrimonio familiar o empresarial, puede conseguirse:

  • Mantener los bienes fuera del alcance de acreedores.
  • Anonimato que se traduce en protección frente a riesgos de secuestros y reclamaciones injustificadas por parte de terceros.
  • Planificar la sucesión familiar estableciendo qué, cuándo y cuánto dejar de patrimonio a cada heredero, protegiéndolos de terceros y de sí mismos.
  • En el caso del Trust, una guía clara y vinculante de acción respecto a los bienes ( letter of wishes), evitando potenciales conflictos familiares; eliminar posibles suspicacias respecto a segundos matrimonios y efectos de un matrimonio no aceptado dentro del seno familiar; asegurar el éxito de los hijos al condicionar sus beneficios a la obtención de títulos universitarios.
  • Regular el traspaso del poder familiar a quien se entienda más preparado para dicha tarea. En caso de inexistencia de éste, se puede designar a un tercero independiente, quien se encargará de mantener el patrimonio familiar para el sustento de los herederos.
  • Ahorrar en impuestos sucesorios, sobre la renta y sobre el patrimonio. 

Stratekey Canal se especializa en asesorar empresas principalmente dentro del rubro Agroindustrial sobre la mejor manera de optimizar la “Supply Chain” e integrar las distintas facetas de “Business Intelligence” para mejorar la toma de decisiones.

Cualquier duda o comentario, por favor no duden en comunicarse con nosotros via email Sebastian@StratekeyCanal.ca / Christian@StratekeyCanal.ca u Teléfonos: +1 514 803 4090 / +1 514 557 6090.

Twitter: @Christian_Keen / @Sebavicto

Foto: