jueves, 20 de febrero de 2014

¿Quiere emprender? Déjese ayudar

Publicado en:
eNMprender
Por:
Temas:

formación emprendimiento Quebec

Una de las características más destacadas de nosotros los latinos es esa gran capacidad que tenemos de ser recursivos, “si no la sé me la invento”, solemos decir.

Sin embargo, cuando se trata de lanzar una empresa en Quebec, esta recursividad debe necesariamente estar impregnada de un tono de humildad, puesto que por muchos conocimientos, diplomas y experiencia que tengamos, debemos ser conscientes de que la línea la comenzamos a subir en menos cero, cuando se trata de conocer las fuentes de información y manejar los recursos de apoyo.

La creación de empresas en Quebec parte de la base de que un empresario debe formarse, dejarse acompañar y buscar fuentes alternativas de financiación, en últimas, hacer empresa en Quebec es una ruptura constante de paradigmas. 

El primero que se rompe es: que usted hace un plan de negocio única y exclusivamente para buscar financiación: cuando usted no conoce el mercado, ni su funcionamiento, los planes de negocio sirven para entender diferentes aspectos de la oferta y la demanda, estudiar el mercado, saber dónde están las fuentes de información y unir todas estas piezas para desarrollar estrategias que le permitan alcanzar el mercado potencial.

El segundo paradigma que se rompe es ése que dice que usted no puede hacer un plan de negocio y debe contratar a un experto para que se lo haga: cuando usted rompe el primer paradigma y entiende que el plan de negocio sirve para comprender el mercado y su funcionamiento, es importante que sepa que el modelo en Quebec le da la oportunidad de formarse para hacer el plan de negocio. Organismos especializados lo  pueden acompañar con formación.

El tercero es en el que usted no vende y contrata a alguien que venda: en Quebec,  empresario=vendedor, si usted es de los que dicen “yo no vendo ni una aguja”, tenga en cuenta que vender se aprende, la venta es una acumulación de técnicas que conjugado con la experiencia del mercado, el conocimiento del cliente y la pasión por un producto o servicio, da como resultado un vendedor o vendedora. Y lo mejor es que existen organismos especializados en enseñar técnicas de venta para los emprendedores. 

El cuarto es el paradigma en el cual usted cree que es el único que puede saber para dónde va es usted: es muy importante tener una visión, pero también es importante compartir esa visión y dejarse acompañar. En Quebec existen organismos especializados en este acompañamiento, consejeros especializados que entienden al emprendedor y que en forma de coach o de mentor, le ayudan al empresario a alinear visión y estrategia.

El quinto es en el que el banco es la única fuente de financiamiento. En Quebec existe financiamiento alternativo en forma de préstamos, becas o concursos, préstamos en forma de capital de riesgo, microcrédito y crédito comunitario, que hacen que el empresario pueda hacer un montaje financiero alternativo, donde las fuentes de financiamiento se adaptan a su realidad financiera, cerrando un poco la brecha entre el sueño de ser empresario y la realidad de no poder serlo por no tener el dinero para financiarse.

En conclusión, si usted es uno de los que se las “sabe todas y si no la sabe se la inventa”, déjese ayudar, ponga esa recursividad al servicio del crecimiento de su empresa, imprégnela con ese toque de humildad que hará de usted un emprendedor que pondrá a su servicio las ventajas de crear empresa en una provincia donde el ciclo de formación, acompañamiento y financiación, aumenta el éxito de las empresas y las convierte en empresas sostenibles en el tiempo. 

Las próximas entregas las dedicaremos a analizar y compartir recursos sobre cada uno de los elementos que componen el Modelo Quebequense para el Empresarismo. Recursos técnicos en formación, acompañamiento y recursos financieros, para convertirse en un empresario modelo en Quebec.

Nos vemos en el ruedo y recuerden que hay tres tipos de personas:

-Aquellos que hacen que pasen las cosas,

-Aquellos que ven las cosas pasar y

-Aquellos que se preguntan ¿qué pasó? 

¿De qué tipo es usted? 

eNMpresarialmente,

Juliana Zerda.

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM