jueves, 27 de febrero de 2014

Venezuela: Comisión Europea «alarmada» por detención de estudiantes. Gobierno instala «Conferencia de Paz»

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Conferencia de Paz Venezuela

Mientras la Comisión Europea se dice «alarmada» por la detención de estudiantes en Venezuela, este jueves, los ciudadanos del país suramericano amanecieron analizando las palabras y propuestas presentadas en la instalación de la Conferencia Nacional de Paz, impulsada por el gobierno de Nicolás Maduro y celebrada este miércoles en la noche, en la sede gubernamental, Miraflores (Caracas).

Justo hoy 27 de febrero, día en el que los venezolanos recuerdan los hechos ocurridos en el denominado «Caracazo» y en el que cientos de personas fallecieron -en medio de una fuerte represión de las fuerzas del orden público-, la Comisión Europea pidió al gobierno de Nicolás Maduro, sucesor de Hugo Chávez,  el «fin inmediato» de la violencia en Venezuela, al mismo tiempo que se mostró «alarmada» por el arresto de jóvenes y de líderes opositores.

«Rechazamos todas las acciones violentas y la intolerancia, vengan de donde vengan (…) Esta violencia debe parar inmediatamente«, dijo  Algirdas Semeta, representante de la Comisión ante el Parlamento Europeo. «Nadie debe ser encarcelado por haber ejercido su libertad de expresión y de reunión», agregó según reseña AFP.

Horas antes del debate en la Comisión Europea, los venezolanos y el mundo observaron por varias horas la instalación de la mencionada Conferencia Nacional de Paz, a la cual asistieron pocos representantes de la oposición venezolana, el gobierno de Maduro en pleno y representantes del sector privado, el cual, a lo largo de los años de «transición al socialismo», ha pedido un diálogo abierto y franco para corregir los profundos problemas económicos que vive Venezuela, a pesar de su alta renta petrolera.

En Miraflores se vieron nuevamente los rostros de presidentes de asociaciones empresariales como Fedecámaras y Fedeindustria, del presidente y propietario de una de las empresas más icónicas e importantes del país (Polar) y de algunos  gobernantes opositores que aprovecharon la oportunidad para reconfirmar la necesidad de un diálogo sincero que lleve al país petrolero al camino de la paz, la tolerancia y el entendimiento.

Estuvieron también presentes representantes de la Iglesia Católica, del Islam y de los Cristianos Evangélicos, quienes en sus discursos también destacaron la imperiosa necesidad de la paz en el país.

Figuras claves del chavismo tuvieron igualmente derecho de palabra durante la instalación de la conferencia. En diversos tonos y con distintas palabras, condenaron los hechos de violencia generados -a sus ojos- por parte de la oposición venezolana, al tiempo que aprovecharon el espacio para mencionar algunos de los logros de la llamada revolución. No mencionaron en sus discursos rechazo a las violaciones de los Derechos Humanos que se han venido denunciando en el país. Al respecto habló la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, quien mencionó que «puede ocurrir que alguno cometa un exceso y viole los derechos humanos, pero los estamos castigando (…) Aquel que viole los Derechos Humanos será castigado«.

No hubo de parte de los representantes oficialistas mención alguna a los denominados «colectivos», grupos que han venido siendo denunciados en Caracas y en varias ciudades del interior de Venezuela, por estar armados y amedrentar a la población que protesta, ni siquiera por parte del reconocido periodista Vladimir Villegas, quien, aunque pidió un sincero diálogo y la confianza necesaria para que éste sea efectivo, tampoco mencionó el blackout informativo que se ha venido denunciadoo desde el país y que se puede confirmar con la salida del aire del canal colombiano NTN24 y con la «advertencia» realizada a la cadena CNN.

Quienes sí se pronunciaron respecto a los colectivos fueron los representantes del Parlamento Europeo: «Las autoridades venezolanas deben garantizar la seguridad de todos, desarmar y disolver inmediatamente a los incontrolados grupos armados progubernamentales y poner fin a su impunidad«, se lee en el texto que fue aprobado en Luxemburgo con 463 votos a favor, 45 en contra y 37 abstenciones.

«El país no está bien, Presidente»

Jorge Roig, presidente de Fedecáramas, principal asociación de empresarios del país que ha sido altamente criticada en años reciente por su intervención en la política venezolana (abril 2002), fue uno de los representantes del sector privado que se dirigió a los presentes en Miraflores. En su discurso, en el que reiteró en varias oportunidades que «el país no está bien», Roig reconoció los errores cometidos en el pasado por la asociación empresarial e instó a los gobernantes venezolanos a pasar la página, pero no dejó de mencionar los graves problemas que vive Venezuela, país que posee una de las inflaciones más altas del planeta (56% en 2013), una de las tasas de homicidio más altas del mundo, escasez de alimentos y medicamentos, entre otros.

No hubo mención en la instalación de la Conferencia de Paz a la «guerra económica» denunciada por el gobierno de Nicolás Maduro, la cual había sido utilizada como justificación para parte de los problemas económicos que se dan en la Venezuela de «transición al socialismo».

Lorenzo Mendoza, de Empresas Polar (que produce alimentos, entre otros, de la cesta básica) reiteró por su parte que «la política se lleva el debate por la paz» y no la economía, lo cual consideró errado. Pidió al Presidente la constitución de una Comisión de la Verdad en la Economía. Reiteró que deben revisarse las cifras del Banco Central de Venezuela, «trabajar en equipo por el país, sin riñas, sin rollos, ni complejos».

Mendoza reconoció que a lo largo de los últimos 15 años ha habido en el país petrolero «movilidad económica» que se ha traducido en más ingresos para las familias de menores recursos, pero advirtió que ésta no ha implicado una «movilidad social» que haya dado a los venezolanos mayor y mejor calidad de vida.

Nicolás Maduro y Lorenzo Mendoza

Lorenzo Mendoza saluda a Nicolás Maduro

«Para avanzar aquí hay que deslindarse de la violencia. ¿La oposición no va a decir nada de sus grupos?»

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, indicó por su parte que el Parlamento venezolano trabaja en una comisión de la verdad y haciendo referencia a las divisiones que se han venido percibiendo en la concertación de la oposición, el también militar aseveró: «Yo les doy más derecho de palabra en la Asamblea a los de la oposición que lo que les dan en la Mesa de la Unidad».

Cabello, quien descartó que Venezuela esté dividida en dos mitades,  advirtió que «para avanzar aquí hay que deslindarse de la violencia. ¿La oposición no va a decir nada de sus grupos?».

Las protestas continúan

Este jueves, tanto en Caracas como al interior del territorio venezolano, grupos de manifestantes siguen protestando en las calles. En algunas zonas de la capital los protestatarios insisten en que trancar las vías es el camino a seguir para manifestar el descontento, generando rechazo entre sus propios vecinos. En otras zonas las protestas se están llevando a cabo de forma pacífica.

Sin embargo, la intensidad de las manifestaciones, reportan los medios locales, ha disminuido durante las últimas 48 horas.

Durante este miércoles las manifestaciones también siguieron, sobre todo en la provincia, donde hubo nuevos detenidos y nuevos heridos.

De acuerdo con Alfredo Romero, abogado representante del Foro Penal Venezolano, desde que se iniciaron las manifestaciones hasta hoy se han registrado al menos 33 casos de tortura y de tratos crueles a los arrestados y  609 detenciones.

El balance de fallecidos en el marco de la violencia que se ha venido dando en el país ya asciende a 15.

El Ministerio Público venezolano informó este miércoles que  logró privativa de libertad para cinco funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), por su presunta vinculación con la muerte de Bassil Da Costa y Juan Montoya. Ambos fallecieron el pasado 12 de febrero, en la parroquia Candelaria, Caracas.

@GAbAguzzi / gaguzzi@noticiasmontreal.com

Fotos: Nicolasmaduro.org.ve