sábado, 8 de marzo de 2014

La OEA sobre el caso Venezuela: ¿Oídos sordos y corazón contento?

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

jose-miguel-insulza

Bien lejos del continente americano, en Europa, los acontecimientos que vienen pasado desde hace varias semanas en Venezuela fueron abordados por las autoridades de la Comisión Europea, que condenaron las detenciones de manifestantes por haber ejercido «su libertad de expresión y de reunión”.

En otro lugar, más al norte del continente americano, Canadá, la situación de Venezuela fue discutida en la Cámara de los Comunes; y asimismo, el gobierno de Stephen Harper, a través de su ministro de Asuntos Exteriores, John Baird expresó su preocupación «por la creciente violencia en Venezuela y el número de detenidos, heridos y muertes durante las protestas».

Al otro extremo del continente, en Chile, durante el desarrollo de famoso Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, varios de los artistas internacionales que subieron al escenario, expresaron sus criticas y solidaridad con los detenidos y reprimidos por expresar su opinión en el petrolero país caribeño.

Los sucesos en Venezuela llegaron incluso hasta el teatro Dolby de Los Ángeles, California, durante la entrega de los  premios Oscar 2014, situación que incluso provocó que el gobierno venezolano, temerosos que se produjeran los comentarios que se produjeron, impidió -en su particular estilo «indirecto»- la transmisión de los Oscar por el canal de televisión que habitualmente todos los años lo hacía.

Ahora bien, a pesar de todos estas muestras de «preocupación» y solidaridad que se produjo en distintos y alejados lugares del mundo sobre la situación de Venezuela, la organización más indicada para acoger este tipo de problemas –tanto por la pertenencia de Venezuela a ella, como por la pertinencia de los hechos denunciados- optó por darle la espalda a los hechos.

La OEA (Organización de Estados Americanos) prefirió cerrar los ojos y taparse los oídos para no escuchar los innumerables S.O.S. que fluyen del interior de ese país por distintos medios, especialmente por las redes sociales.

El Consejo Permanente de la OEA aprobó anoche una resolución en la que establece la no intervención del organismo en los asuntos internos de Venezuela. Por el contrario, declara su respaldo a «las iniciativas y los esfuerzos del gobierno democráticamente electo de Venezuela y de todos los sectores políticos, económicos y sociales, para que continúen avanzando en el proceso de diálogo nacional».

La resolución del Consejo fue aprobada por 29 votos a favor y 3 en contra. Los votos en contra fueron de Estados Unidos, Canadá y Panamá.

Con ello se descarta la solicitud de Panamá, miembro pleno de la organización, para convocar a una Asamblea General extraordinaria para analizar la situación de derechos humanos y la violación de las libertades democráticas en Venezuela. Solicitud que le ha valido a Panamá la ruptura de relaciones diplomáticas y comerciales por parte del gobierno de Venezuela.

¿Qué dice a todo esto el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza?

Ya antes de la resolución del Consejo Permanente, Isulza había expresado en un foro organizado en Washington por el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS), que «es cierto que existen problemas, como el control al sistema judicial y cierta ausencia de libertad de prensa», pero que  no son elementos suficientes para legitimar una misión exterior.

Foto: Captura de pantalla – Youtube