domingo, 9 de marzo de 2014

Gobierno venezolano lanzará «tarjeta de abastecimiento seguro». ¿Un sistema de racionamiento?

Publicado en:
Happy Square Face
Por:
Temas:

Colas para comprar comida en Venezuela

Casi un mes de protestas en Venezuela. La violencia, la violación de Derechos Humanos, listas de heridos y detenidos y los 21 fallecidos registrados hasta ahora,  han puesto en un segundo plano -en cierta medida- las razones por las cuales una parte de la población venezolana se mantiene en las calles.

Las manifestaciones comenzaron el pasado 2 de febrero para denunciar la inseguridad que se vive en el país. La semana pasada se conoció que durante los primeros dos meses del año hubo en Venezuela 2.481 asesinatos (en Montreal ha habido en el mismo lapso cuatro homicidios), pero rápidamente, mientras las manifestaciones encontraron eco en algunas ciudades del país, los motivos para manifestar se sumaban en las pancartas. La escasez de alimentos que registra el país ya ha dado la vuelta al mundo. Fotos de personas haciendo filas para comprar productos de la cesta básica se han visto en el marco de los argumentos que intentan explicar qué pasa en Venezuela.

A inicios de este año, según cifras del Banco Central del país, la escasez alcanzó el nivel récord de 28%. El hacer fila para comprar alimentos pasó a ser la norma. Mientras tanto, el gobierno de Nicolás Maduro, sigue dando argumentos para explicar la carestía de productos -no sólo alimenticios-, entre los que van la «guerra económica» impulsada por la «derecha venezolana», hasta el contrabando de alimentos hacia Colombia.

VER TAMBIÉN:

Ayer, Maduro anunció un nuevo elemento al tema de la escasez en Venezuela: la “Tarjeta de abastecimiento seguro”.

«Voy a lanzar un nuevo sistema con un conjunto de componentes para que fortalezcan a la familia que va a abastecerse en las redes de mercados gubernamentales (…) Es un sistema con una tarjeta bancaria electrónica para garantizarle a ustedes la satisfacción de todas las necesidades de las familias que trabajan, que permita acabar con los especuladores y bachaqueros«, agregó Maduro.

El mandatario aseguró que con el nuevo sistema «se abrirá un mecanismo para que todos los participantes de la Misión Alimentación posean su tarjeta electrónica«, reporta el diario El Universal.

Sin embargo, hay quienes temen que se trata de un sistema de racionamiento.

El economista Ángel Alayón publica en Prodavinci cinco elementos que considera necesarios para explicar por qué se debe considerar la nueva medida gubernamental como un esquema de racionamiento. Alayón destaca en su escrito que la misma intención -explicada por Maduro- de la creación de la «tarjeta de abastecimiento seguro», la de «acabar con especuladores y bachaqueros»,  revela las consecuencias de su implantación, que no es otra que la de racionar la venta de los alimentos. Bienvenidos al racionamiento del siglo XXI, indica Alayón.

De acuerdo con lo explicado por el presidente venezolano, la iniciativa permitirá brindar ofertas especiales de abastecimiento «con precios especiales para el pueblo en materia de alimentos, línea blanca (…) La especulación se va a acabar con la Ley de Precios Justos y con el nuevo sistema digitalizado de abastecimiento seguro«.

Cabe recordar en este punto que en Venezuela fue activada la Ley de Precios Justos que limita la ganancia de las empresas a un máximo de 30%. La inflación en el país petrolero, donde hay un control de cambio desde el año 2003 (además de control de precios de productos de la cesta básica), fue de 56,2% en 2013.

Maduro reiteró que «con la Ley de Precios Justos y el sistema digitalizado de abastecimiento seguro no podrán con nosotros los acaparadores y especuladores«.

Sin embargo expertos como Alayón indican que  «el anuncio de la implementación de la ‘tarjeta de abastecimiento’ es una pieza de información clave para entender qué espera el gobierno de la economía en el futuro cercano. Formalizar un sistema de racionamiento sólo puede significar una cosa: el gobierno considera que el problema de la escasez no podrá resolverse en el corto plazo».

El gobierno de Venezuela, en el escenario de las protestas, convocó a una Comisión de la Verdad económica, en la que participan representantes gubernamentales y del sector privado. Hay quienes siguen preguntándose la efectividad de dicha comisión si no hay cambios sustanciales en el modelo planteado, que fue denominado por el propio presidente Hugo Chávez como la «transición al socialismo«.

Alayón se pregunta «¿Estaremos a tiempo, como país, de voltear a los lados y reconocer que no tenemos por qué descender más en el abismo que nos ofrece un modelo económico cuya característica emblemática es la escasez?».

Para leer el artículo completo de Ángel Alayón en Prodavinci: aquí.

Twitter: @GAbAguzzi / gaguzzi@noticiasmontreal.com

Foto: Twitter / @argelmatta