viernes, 14 de marzo de 2014

La celebración del matrimonio en Quebec (III)

Publicado en:
Actualidad Notarial
Por:
Temas:

Boda-en-Quebec

¡Llega la primavera y con ella muchos proyectos de matrimonio! El notario como celebrante acreditado por la ley puede ayudarle a concretar el objetivo. Pero ¿cuáles son las etapas previas y cuáles los pasos y procedimientos a seguir para llevar a cabo un matrimonio civil ante notario?

Breve guía de Matrimonio Civil ante notario

El proceso comienza con una entrevista en la que el notario se reúne con los futuros contrayentes para recibir de estos su información personal y sus piezas de identidad,  así como los certificados que sean necesarios y que este le requiera en las circunstancias particulares (de nacimiento, de divorcio, de fallecimiento del cónyuge). Estos certificados deben ser originales y estar traducidos al francés o al  inglés.

En la oportunidad de esta primera entrevista, un testigo que conozca a ambos contrayentes firmará conjuntamente con el notario el formulario de publicación del matrimonio. Esta publicación se enviará al Registro Civil de la jurisdicción del lugar donde se celebrará el matrimonio con una anticipación de 20 días al de la celebración del matrimonio. Esta publicación deberá también exhibirse en el lugar de celebración por los mismos 20 días.

En ocasión de  esta entrevista, el celebrante podrá explicar a los futuros esposos los distintos regímenes matrimoniales y la posibilidad de optar por alguno de estos mediante la firma de un Contrato de Matrimonio.

La Ceremonia

Llegado el día de la celebración, se reunirán el celebrante, los futuros esposos y dos testigos, uno por cada contrayente, así como los invitados.

La ceremonia podrá celebrarse en todo lugar que permita respetar el decoro y la privacidad de la misma. Dentro de las opciones están: la misma oficina del notario, un salón de recepciones, un domicilio particular, etc.

Salvo que la celebración se haga en la municipalidad, o por un funcionario municipal, la ceremonia podrá hacerse sin restricción de días (sean estos feriados o hábiles) ni de horarios.

Durante la ceremonia, el celebrante leerá los artículos del código civil que establecen las obligaciones y derechos de los esposos. A continuación, se procederá al intercambio de los consentimientos y a la firma de la declaración del matrimonio por parte de los futuros esposos, los testigos y el celebrante.

Al margen de los aspectos formales, los futuros esposos podrán convenir con el celebrante todo aquello que les permita personalizar la celebración de su boda, como el intercambio de anillos, la lectura de votos, así como la posibilidad de que el notario se dirija a los novios e invitados en español, si fuera el caso, haciendo de esta forma más cálida y personal la celebración.

La presente columna es hecha a título general e informativo, sin otra pretensión que la   de ilustrar al lector sobre los aspectos notariales vinculados  al  diario vivir de una persona en la provincia de Quebec. Queda el lector invitado a buscar las respuestas concretas a sus necesidades notariales con el consejo de su profesional de confianza.

Por cualquier duda pueden llamar al teléfono  514-513-9788, o escribir a rber@montreal-notaire.com. 

Foto:  María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM