lunes, 24 de marzo de 2014

Sorprendente ascenso de la extrema derecha en Francia y debacle de la izquierda

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

francois-hollande-deposita-su-voto-en-las-elecciones-municipales

Las elecciones municipales de ayer en Francia tienen varias lecturas. He aquí algunas de ellas:

1) El gran ganador fue el abstencionismo que alcanzó  la tasa del 38,72 %, la más alta en 40 años. Es una tasa que ha ido en crecimiento al menos desde 1977, que fue de 21.2 %.

2) En la ronda electoral de ayer 391 ciudades francesas eligieron alcaldes, sin tener que recurrir a una segunda vuelta, que deberá realizarse el domingo que viene. Los resultados indican un gran retroceso de la izquierda, entendida como el Partido Socialista (PS) y el Partido Comunista Francés (PCF), que perdieron varias municipalidades que estaban en sus manos.

De esas 391 ciudades que ya tienen alcaldes, 250 las ganó la derecha (Alain Jupé en Bordeaux, con el 60,95 %) y  139 la izquierda.

Si lo vemos en términos de número de electores, las estadísticas que recogemos de Le Monde son las siguientes: Derecha, 8.656.826 electores (43,09 %); Izquierda, 6.736.810 (33,53 %); Diversos, 1.983.191; extrema derecha, 998.244, centro, 690.140; la izquierda sindical, 648.934; EELV, 247.471; y la extrema izquierda, 127.674.

3) Los resultados de ayer expresan un sorprendente avance de la extrema derecha expresada en el Frente Nacional, de Marine Le Pen. El primer turno, el FN ganó dos alcaldías, la de Henin-Beaumont, con Steeve Briois  y la de Orange. En términos de votos, el FN acumuló un millón.

En las municipalidades donde no hubo ningún candidato que superase el 50 % de los votos (y por tanto deben ir a una segunda ronda), el FN llegó en primer lugar en 17 municipios y en segundo en 44. Marine Le Pen señaló hace poco su intención representarse a segunda vuelta en 229 ciudades de más de 10.000 habitantes.

4) Mientras varios analistas señalan que los resultados de ayer reflejan indudablemente un voto castigo contra la administración de Hollande, otros dudan en calificarlo de esta manera, reconociendo sin embargo, que se trata de un serio revés para el Partido Socialista.

Algunos miembros del PS y de la izquierda han manifestado su temor de un avance mayor del Frente Nacional y han empezado desde ya toda una suerte de negociaciones para impedirle el paso en la segunda vuelta del próximo domingo, pudiendo incluso que el PS ordene a su gente a votar por el centro derechista UMP.

Foto:  Captura de pantalla – Youtube