jueves, 27 de marzo de 2014

El caso de Miguel Luna Cruz, mexicano que terminó detenido antes de ser expulsado de Canadá

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

CBSA detiene a tres personas por fraude de Inmigración en Canadá

Miguel Luna Cruz pensaba dejar Canadá por su propia cuenta, sin ningún problema. Pero luego de una reunión con los agentes fronterizos del país terminó tras las rejas a la espera de ser deportado.

La historia de este ciudadano mexicano se parece a muchas que han aparecido en los medios en los últimos años y que dejan más preguntas que respuestas.

La historia de Luna llegó a la redacción de NM con los detalles de lo que pasó esta semana, cuando se presentó ante los oficiales de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (CBSA en inglés).

El mexicano llegó al país en abril de 2008 y poco más de año y medio después solicitó refugio, alegando el peligro que corría en su país de origen. El año pasado la comisión de refugio finalmente escuchó su caso, el cual fue negado, dando inició a la cuenta regresiva para que saliera del país.

Finalmente, el pasado 25 de marzo se presentó ante la oficina de inmigración ubicada en Montreal y luego de lo que califica como un malentendido, terminó detenido y a la espera de ser expulsado del país.

Según la versión de Luna Cruz, la conversación que tuvo con la oficial se hizo sin ningún problema y dio toda la información que le pidieron. El encuentro tenía como finalidad determinar la fecha tope en la que debía salir de Canadá.

La intención del ciudadano mexicano era pedir más tiempo para poder terminar sus labores (trabaja en la cafetería de un instituto de estudios superiores de Montreal) y tener tiempo además de declarar sus impuestos, para irse del país con un expediente sin problemas y dejar así abierta la puerta para en el futuro inmigrar (planea estudiar en México para luego solicitar la residencia permanente)

Pero su solicitud fue malentendida y rechazada, en parte por una confusión en cuanto al boleto de avión con el que debía salir de Canadá.

Las personas que enfrentan una orden de deportación tienen la oportunidad de pagar su propio viaje, o por el contrario, las autoridades pagan el vuelo y luego exigen un reembolso antes de que la persona pueda volver a entrar en el país.

En principio Luna Cruz manifestó su intención de pagar su viaje, pero cuando le informaron que su estadía no sería extendida, y que tendría que dejar el país en los próximos días, la situación se complicó.

El hombre dijo que no tenía el suficiente dinero para pagar el vuelo de una vez, por lo que esperaba terminar de trabajar y planificar su viaje con tiempo y dinero. Dado el rechazo decidió cambiar de opinión y optar por la opción de que el Gobierno Federal cubriera el gasto del viaje.

Toda esta conversación se llevó a cabo en francés (el cual maneja de buena forma) pero por momentos con la ayuda de un intérprete.

La agente no habría estado de acuerdo con las respuestas de Luna Cruz, por lo que decidió arrestarlo y dejarlo detenido hasta que se cumpla su orden de expulsión, la cual podría ser fijada para los próximos días.

NM se comunicó con la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá. Una vocera del organismo federal no quiso explicar en detalle las razones que llevaron a la detención del ciudadano mexicano, pero argumentó que la ley prevé tomar este tipo de decisiones en algunos casos.

“Los oficiales de CBSA están autorizados a arrestar residentes permanente o ciudadanos extranjeros que hayan o puedan haber incumplido la ley”, señaló Jacqueline Roby. “Las personas pueden ser detenida si representan un peligro para el público, si su identidad es cuestionada o si existe una razón para creer que no se presentarán a las audiencias de inmigración”.

De igual forma, el organismo señala que el proceso de expulsión del país de un ciudadano extranjero, cuya solicitud de refugio fue rechazada, está bien reglamentada en las leyes de inmigración canadiense.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Foto: CBSA