lunes, 7 de abril de 2014

Hoy es el gran día: Quebec decide

Publicado en:
Quebec Decide
Por:
Temas:

lideres-de-los-partidos-politicos-de-quebec

Cerca de seis millones de electores (5.982.271 para ser exactos) inscritos en los registros electorales de Quebec, deberán ejercer su voto en las distintas mesas electorales, habilitadas para hoy.

Se elegirán 125 diputados, uno por cada circunscripción, los que conformarán la nueva Asamblea Nacional de Quebec es decir, el poder Legislativo de la provincia.

El partido político que logre la mayor cantidad de diputados será el llamado a constituir el poder Ejecutivo, esto es la designación de un primer ministro y su gabinete. El primer ministro siempre será el líder del partido o agrupación política ganadora.

Los principales partidos que presentan candidatos a la elección de hoy, son los siguientes: El Parti québécois (PQ), cuyo jefe es Pauline Marois; el Parti libéral du Québec,(PLQ) liderado por Philippe Couillard; la Coalition Avenir Québec (CAQ) de François Legault; y Québec solidaire (QS), cuya jefa actualmente es Françoise David.

Las elecciones de hoy fueron convocadas de manera anticipada por la primera ministra Paulina Marois, con la intención de obtener un gobierno mayoritario. Si se cree en las encuestas más recientes, probablemente ocurra lo contrario.

Conviene recordar que para obtener un gobierno mayoritario el partido ganador deberá conseguir no menos de 63 diputados.

Pues bien, a estas alturas tal vez ya no hay mucho que decir. Todos posiblemente saben qué hacer. Sólo hay que salir a votar, a poner en práctica el derecho (y el deber) que nos brinda la democracia.

Muchos electores ya han votado en las jornadas anticipadas (el 19.27 % según las autoridades electorales). Es la maravilla del desarrollo. Nadie se siente temeroso que su voto “desaparezca”, o vaya a parar en un partido “diferente” al que se eligió. Es la verdadera transparencia demostrada por las autoridades electorales.

Qué distinto a ciertos países, donde los sistemas electorales se han convertido en marañas de corrupción y marionetas accionadas por el poder de turno.

Aquí ni siquiera se necesita que sea domingo para ir a votar. Nada mejor que hacerlo un lunes, día laborable. Tampoco se necesitan complicadas máquinas de votación. Es posible que el verdadero desarrollo se encuentra en la simplicidad de las cosas, y no necesariamente en la sofisticación de las mismas.

Que disfruten la jornada y sobre todo, no dejen de votar.

Foto: Captura pantalla – Youtube