martes, 8 de abril de 2014

Ciudadanía canadiense: Caso contra el juramento a la Reina llega a la Corte de Apelación de Ontario

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Caremonia Juramentacion Ciudadania Canadiense

Tres residentes permanentes de Canadá se presentarán este martes ante la Corte de Apelación de Ontario. Su exigencia es que se les permita obtener la ciudadanía canadiense sin rendir juramento a la Reina.

La batalla legal comenzó hace varios meses, aunque uno de sus protagonistas ha estado luchando contra esta medida por décadas.

Michael McAteer nació en Irlanda pero ha vivido en Canadá por casi 50 años, aunque nunca ha obtenido la ciudadanía. Todo porque se opone a jurar lealtad a la Reina Isabel II, quien es la monarca de Canadá, uno de los pasos obligatorios para conseguir la ciudadanía.

McAteer, junto con el jamaiquino Simone Topay  y el israelí Dror Bar-Natan, dicen que el requisito de prestar juramento viola la libertad de expresión y por ende, la Constitución canadiense.

En principio habían llevado su caso a un tribunal menor de la provincial, el cual rechazó su caso, alegando que si bien el requisito podría ser visto como una violación a las libertades individuales, no representa una violación de la Constitución.

En rechazo a la decisión, los tres residentes decidieron llevar su caso a la Corte de Apelación de Ontario.

Sus ganas de victoria podrían enfrentarse a las intenciones del Gobierno Federal de llevar el caso hasta las últimas consecuencias para defender lo que consideran una tradición del país.

Los documentos de la corte revelan que los fiscales presentarán el caso ante la Corte Suprema si los tres demandantes logran una victoria en su apelación. El gobierno señala que desde la Confederación, los ciudadanos que se juramentan como ciudadanos canadienses lo hacen señalando su lealtad a la Reina, la primera mandataria del país, según la Constitución.

Los inmigrantes que llegan a la última etapa de su proceso de naturalización, deben declarar en la ceremonia que “serán fieles y llevarán una verdadera lealtad a la Reina Isabel II, Reina de Canadá, a sus herederos y sucesores”.

McAteer dice que estas palabras van en contra de sus ideales republicanos de Irlanda, mientras que Topay, de religión rastafari, dice que la Reina está al frente de “Babilonia”, por lo que no puede rendirle lealtad.

¿Qué opinan? ¿Se debería quitar este requisito?

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM