jueves, 10 de abril de 2014

Corte de Quebec permite a tiendas como Best Buy y Walmart mantener sus nombres en inglés

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Best Buy

Una nueva batalla legal sobre el uso del francés en Quebec terminó en una sentencia a favor de un grupo de empresas multinacionales.

La Corte Superior de Quebec determinó que varias empresas no tienen que modificar sus logos para cumplir con la ley 101 sobre el uso del francés. Esto se debe a que su derecho de marca está protegido y su uso no viola ninguna ley.

El caso se había venido desarrollando por varios años, luego que un grupo de varias empresas, entre las que destacan, Gap, Best Buy, Walmart y Old Navy, llevaran a juicio las exigencias que recibieron de parte de la Office québécois de la langue française (OQLF).

Según el organismo provincial que regula el uso oficial del francés, estas empresas debían modificar los anuncios de sus empresas para estar en línea con la ley 101. Entre las opciones que daban estaba agregar un eslogan en francés, por ejemplo: “Le magasin Walmart”.

Pero para el juez Michel Yergeau, la ley sobre el uso del francés, aprobada a finales de los años 70, no aplica a las marcas registradas.

La medida aplica para este grupo de empresas multinacionales que operan entre todas unas 215 sedes en toda la provincia. En su defensa explicaban que respetan la ley en su totalidad pero sentían que era innecesario tener que modificar su marca.

El juez Yergeau les dio la razón.

Además, la corte determinó que la OQLF no tiene la potestad de amenazar a estas empresas con multas y amonestaciones por no haber hecho las modificaciones. Según este conglomerado de compañías, el organismo provincial dijo que no renovaría los certificados de “francisation”, los que demuestran que la operatividad de estas empresas se hace en total respeto con las leyes lingüísticas.

La OQLF dice que varias empresas han tomado la iniciativa de crear versiones en francés de sus marcas. Es por eso que en Quebec KFC (Kentucky Fried Chicken) es PFK (Poulet Frit Kentucky), o por ejemplo, Staples es conocido como Bureau en Gros.

Pero para el juez si bien estas medidas son aceptadas y aplaudidas, no son obligatorias.

La OQLF tiene 30 días para presentar una apelación a esta decisión, lo cual hasta ahora no han hecho.

Foto: Flickr – jiazi (CC)