jueves, 10 de abril de 2014

El gobierno venezolano extendió oficialmente invitación a la Santa Sede para participar en diálogo con la oposición

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

pietro-parolin-secretario-de-estado-del-vaticano

El gobierno venezolano envió hoy  una misiva al Vaticano, en la cual el presidente Nicolás Maduro solicita a su santidad el papa Francisco, la designación del secretario de Estado, Pietro Parolin como Testigo de Buena Fe, en el dialogo que se proponen iniciar el gobierno con la oposición.

De esta manera el ejecutivo venezolano cumple con una de las condiciones que se había acordado en las conversaciones celebradas entre los cancilleres de Unasur y la organización opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Hasta el momento no hay una respuesta del Vaticano.

Por parte de la oposición su “acuerdo” con el diálogo ya fue expresada por la MUD y el propio líder de la oposición, Henrique Capriles, durante las reuniones que sostuvieron en Caracas, con los delegados de Unasur.

Solo que la oposición planteaba cuatro exigencias, para que este diálogo se haga realidad.

Aun cuando estas exigencias no están cumplidas y el gobierno no ha dicho nada al respecto, para muchos el “diálogo” empezaba este miércoles. Algunos medios internacionales ya hablan del  diálogo «que mantienen el gobierno y la oposición».

Lo cierto es que recién ayer fue hecha la invitación al Vaticano para el nombramiento del Testigo de Buena Fe. La presencia en la mesa de negociaciones de Pietro Parolin les inspira confianza a la oposición venezolana. Se debe señalar que Parlin se desempeñó como Nuncio Apostólico en Venezuela, desde el 2009 hasta su nombramiento como secretario de Estado el 15 de octubre del 2013.

La jornada de este miércoles marcada por comentarios positivos acerca de los beneficios de estas conversaciones.

Henrique Capriles dijo, por ejemplo, –citamos aquí al diario El Universal- que “el diálogo es una oportunidad histórica para poner la verdad frente a la mentira

Capriles, quien se encontraba en una asamblea popular del pueblo de Río Chico, se preguntaba ante la audiencia:: «¿Yo debo ir allí mañana? Hay gente que me dice que vaya y otra que no vaya”.  Pero luego, enfatizaba: “creo que si se tiene la verdad en la mano, tienes que ir a defenderla a donde sea».

Otra de las voces a favor del diálogo es la de la esposa de uno de los presos políticos que mantiene el régimen venezolano y a quien no se ha querido cederle la libertad a pesar del deteriorado estado de salud del encarcelado. Nos referimos a María Pertiñez de Simonovis, esposa de Iván Simonovis.

Bony, como la llaman, dijo: «Entiendo que la gente esté desesperada porque la situación del país es muy grave, mi familia lo está también desde hace nueve años observando cómo se nos apaga la vida de Iván y de otros presos políticos en la cárcel. Sin embargo, debemos aprender de las historias vividas y no podemos vivir en la inmediatez vital de que las cosas se solucionan de un día para otro. Nosotros debemos dialogar porque hay un 50% de la población que piensa distinto a nosotros pero que en mi criterio tenemos más puntos en común que los que nos separa«, según la cita de El Universal.

Pero, en este escenario, tal vez las opiniones que no se han dicho o se han dicho secretamente son las que puedan tomar protagonismo más adelante. En la oposición hay un sector absorto, con enormes dudas y tremendamente desconfiado del gobierno y de los facilitadores, los cancilleres de Unasur, a los cuales se los sindica muy cercanos al régimen chavista.

Foto: Captura de pantalla – Youtube