martes, 15 de abril de 2014

Economía de Ontario frena el crecimiento del resto de Canadá, según reporte del Instituto Fraser

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Toronto Skyline Viviendas

El Instituto Fraser publicó un reporte bajo el título ¿Puede Canadá prosperar sin un Ontario próspero?

De acuerdo con el reporte, esta provincia canadiense está “opacando” el desempeño económico canadiense desde hace una década y está “lejos de ser el motor económico del país”. Por el contrario, aseguran los expertos del instituto -conocido por sus tendencias conservadoras- Ontario está “frenando” al resto de la nación en términos de progreso y avance económico.

Algunos elementos que destaca el informe para formularse la pregunta:

  • En 2009, Ontario pasó de ser una provincia que pagaba más al sistema de compensación federal respecto a lo que recibía, a ser todo lo contrario. Desde ese año pasó a ser una región con estatus “have-not”, que necesita más de lo que paga.
  • A pesar de ello, los residentes de Ontario aún pagan más a las arcas federales de lo que realmente reciben, debido a la fórmula que utiliza el Gobierno Federal para calcular los pagos.
  • El parque industrial de la provincia ha estado afectado por la caída de la demanda desde Estados Unidos y una fuerte competencia por los empleos en las industrias desde el extranjero.
  • Entre el año 2000 y el 2013 los empleos en el sector privado de Ontario crecieron 14,1%, por debajo del promedio nacional de 19% y muy por debajo de la primera provincia en creación de empleo, Alberta, que registró un avance de 42,1%.
  • El crecimiento de las inversiones también han estado débiles, con un promedio de 3% de avance anual. En Canadá ese crecimiento ha sido de 5,3%.

Estas estadísticas  de la provincia afectan los números globales del desempleo en Canadá. El promedio de la tasa de desocupación en el país fue de 7,6% entre 2009 y 2013, pero pudo haber sido de 7,3% si no se incluía Ontario, indica el reporte.

Livio Di Matteo, coautor del estudio, informó a través de un comunicado: “debido a la cantidad de población y el tamaño de Ontario y porque la economía canadiense está altamente integrada, lo que pase en Ontario afecta significativamente la economía nacional de Canadá”.

Para el especialista, un Ontario más fuerte, económicamente hablando, significa una economía más fuerte para Canadá.

A los números previamente mencionados es necesario añadir que el PIB de Ontario creció de forma más acelerada que el promedio canadiense, durante décadas. Sin embargo, para 2012, había retrocedido 5,6% por debajo del promedio nacional.

Para el Instituto Fraser sería necesario aplicar una serie de medidas -muy en línea con sus tendencias conservadoras- para corregir estos baches económicos en la economía más importante -históricamente hablando- de Canadá. Entre ellas, destacan los expertos de la institución, estaría una estructura impositiva “más competitiva” (menos compleja para las corporaciones), medidas de austeridad de parte del gobierno provincial y “liberar” el sector privado del norte de la región.

Di Matteo aseguró respecto a las propuestas: “Si Ontario adopta políticas inteligentes, enfocadas en la competitividad y el crecimiento económico en lugar de concentrarse en el intervencionismo del Estado, podría liberar el sector privado y mejorar su economía, en beneficio de los contribuyentes de Ontario y de todo Canadá”.

Durante el pasado reciente, tanto el Gobierno Federal como provincial ha estado tratando de desarrollar el llamado Ring of Fire, un proyecto minero en el norte de la región. Sin embargo, los precios bajos de la materia prima se han traducido en congelamiento de las inversiones, lo que ha atrasado el proyecto por años.

Si Ontario lograra desarrollar sus recursos del norte de la provincia, dicen los analistas, no pareciera suficiente en términos de creación de empleo, sobre todo si se desea reemplazar a los puestos de trabajo que han desaparecido por el cambio en la industria manufacturera registrado en el sur de la misma provincia.

Un reporte reciente indicó que con el Ring of Fire se podrían crear 5.500 empleos, los cuales representarían sólo el 2% de las 255.000 plazas que perdió la industria manufacturera de Ontario entre 2002 y 2012.

El Instituto Fraser no da recomendaciones adicionales para recuperar el resto de los empleos que haría falta para reemplazar la dramática caída vivida en una década.

Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM