domingo, 27 de abril de 2014

¿Por qué no llegan inversiones extranjeras a la Argentina?

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:

Argentina inversiones pesos

La respuesta es trivial.

No sólo no hay inversiones extranjeras en la Argentina sino que desde hace varios años continúa la desinversión. Podrá haber anuncios de desembolsos de capitales foráneos, pero éstos no están muy a la vista. Es más, en realidad se trata de reinversiones de divisas que el gobierno local no permite girar al exterior.

¿A quién se le va a ocurrir invertir en una nación en donde no se respetan las reglas, no hay seguridad jurídica, el inocente tiene que probar que no es culpable, el riesgo país crece constantemente, la figura presidencial no transmite un mensaje de cordialidad y en donde la palabra no tiene valor?

Un gobierno que constantemente maltrata a sus ciudadanos es poco confiable para sus propios habitantes y también para los extranjeros con dinero.

Una administración que no salda su deuda externa y, al mismo tiempo, desoye a los que en algún momento invirtieron en bonos soberanos no es seguro. 

Un gobierno que sigue mirando para otro lado en lugar de negociar definitivamente su deuda con el Club de París no es creíble.

Un mandatario que manosea y menoscaba a su propio campo, ¿por qué va a ser leal con los inversores extranjeros?

Un gobierno que unilateralmente y de la noche a la mañana nacionalizó numerosas compañías privatizadas, muchas de ellas en manos de capitales del exterior, ¿a qué inversor puede engañar?

En los últimos años, empresas de telecomunicaciones, de energía, de indumentaria, de servicios y entidades financieras, entre otras, han abandonado la Argentina. Otras, en tanto, han iniciado sus operaciones en América Latina, pero expresamente han manifestado que no está en sus planes invertir aquí, al menos, por ahora. Por otra parte, diversas líneas aéreas internacionales han suspendido sus vuelos a Buenos Aires. 

Parece que la Argentina no sólo no es atractiva para inversores extranjeros. Tampoco para cantantes, empresarios, presidentes y otros representantes del mundo que viajan hacia esta región del planeta, pero, claramente, siguen de largo.

Foto: Flickr / speakinglatino.com (CC)