jueves, 1 de mayo de 2014

Creación de redes: reto interminable de todo empresario

Publicado en:
eNMprender
Por:
Temas:

red de contactos Montreal Quebec

En el post pasado hablábamos de la dificultad que tiene el emprendedor no nacido en Quebec debido a la falta de conocimiento y manejo de las fuentes de información, que le permitan formular y tomar decisiones, para llevar a cabo su proyecto de empresa. 

Ahora bien, sin ser pesimistas, existe otra dificultad -igualmente superable- de la que quiero hablar hoy: la creación de redes de contactos. 

Crear redes, por definición, es el arte de interconectarse con personas que pueden ser potenciales clientes, proveedores, inversionistas, socios o en el fondo amigos.

La creación de redes es un estado de la mente, es un arte, pero, sobre todo, es una actitud, que parte de las necesidades de dar a conocer su proyecto de empresa y buscar sinergias, donde la base es una relación, es un ganar-ganar.

Ganar-ganar puesto que la balanza debe estar equilibrada para que la relación sea durable en el tiempo. Es por esto que, el empresario cuyos valores giran en torno a la humildad, la capacidad de pensar en el otro, la honestidad, sinceridad y demás valores -que estoy segura ustedes conocen bien- tiene el 50% de las capacidades de un buen creador de redes. El otro 50% es técnica… y eso se aprende.

La primera parte de esta técnica exige romper el paradigma en el cual se relaciona la creación de redes a una competencia exclusiva de los emprendedores extrovertidos, entradores, alegres, buenos relacionistas públicos. Muchas veces escuchamos la justificación: “es que yo no “resoteo” porque soy muy tímido y no sé cómo hacerlo».

Pues a aquellos que alguna vez han pensado así les tengo la noticia que la creación de redes hace parte de la descripción de puesto, del rol principal, del emprendedor y del empresario.

Crear redes es y debe ser un reto interminable, como dije antes, y como suele decir mi gran amiga empresaria, a quien admiro enormemente, Lis Suárez, “cada persona que cruzas en tu vida es un potencial cliente, socio, proveedor, inversionista o en el fondo un potencial amigo». Una red ser crea y debe estar en constante crecimiento y evolución. 

En Quebec se creó un nuevo verbo, españolizado, “resotear”.  Yo “resoteo”,“resoteas”, el “resotea” etc. Resotear es este arte de crear “ un réseau”, una red. En cuanto a la parte técnica tenga en cuenta lo siguiente:

  1. Tenga listo su “speech elevator”: Es una presentación corta de máximo 30 segundos en la cual describe quién es usted y qué hace su empresa.
  2. Tenga sus tarjetas de presentación: herramienta promocional que no pasa de moda.
  3. Tenga clara su ventaja competitiva: Por qué alguien debería comprar su producto o servicio en lugar de comprar el de la competencia.
  4. Desarrolle su red financiera: Entienda cómo funciona el ambiente de financiación empresarial en Quebec y sepa que existe fuentes tradicionales de financiación como su banco y fuentes alternativas, como entidades que proveen préstamos blandos, microcrédito, becas y concursos. (Fuentes a tratar en los próximos posts)
  5. Desarrolle su red empresarial; infórmese de la existencia de asociaciones, cooperativas, conglomerados y cámaras de comercio donde pueda desarrollar su red; para los latinos necesariamente la Cámara de Comercio Latinoamericana de Quebec CCLAQ www.cclaq.ca.

Estos y muchos pasos más son necesarios para convertirse en un buen creador de redes, pero lo más importante es que salga de su zona de confort, atrévase a hablar de su proyecto, de su empresa, tenga en cuenta que allá afuera donde pasa la acción debe haber alguien a quien usted le puede presar un buen servicio y, sobre todo, acuérdese que la técnica se aprende con la experiencia. Salga atrévase y resotee. 

En los próximos post hablaremos de las formaciones, el acompañamiento y la fuentes de financiación como herramientas claves del proceso de creación de empresa.

Entre tanto, nos vemos en el ruedo, en el terreno, ahí donde están los emprendedores. Recuerden que hay tres tipos de personas:

  • Aquellos que hacen que pasen las cosas
  • Aquellos que ven las cosas pasar
  • Aquellos que se preguntan ¿qué pasó?

¿De qué tipo es usted?

eNMpresarialmente,

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM