domingo, 4 de mayo de 2014

La Argentina, la candidata que no fue

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:

Bandera Argentina

Hace poco vi por televisión un programa que reunía diversas opiniones de personas que viven en distintos lugares del mundo.

Me llamó la atención la historia de un hombre japonés, que contó que cuando ocurrió el bombardeo en Hiroshima él estaba a un kilómetro del lugar del epicentro. Relató las secuelas que padeció en su cuerpo durante décadas.

El 6 de agosto de 1945, cuando sucedió semejante tragedia en la nación asiática, la Argentina era gobernada por el general Edelmiro Farrell y el teniente general Juan Domingo Perón. En efecto, se trataba de un gobierno de facto.

Pasaron 68 años. Hoy, Japón disputa una prestigiosa posición entre las naciones más desarrolladas y avanzadas de la Tierra.

Tiene más de 127 millones de habitantes en una superficie de tan sólo 377 mil kilómetros cuadrados.

Tras haber sufrido una de las peores catástrofes de la historia de la humanidad, con más de 120 mil muertos, los japoneses representan un ejemplo.

Pasaron 68 años. La Argentina no fue el blanco de ningún bombardeo. Sin embargo, uno de cada tres habitantes es pobre. Periódicamente cae en los rankings de alfabetismo (pruebas PISA) y sube en los de inseguridad, corrupción, inflación y miseria, entre tantos otros.

Una sucesión de gobiernos peronistas y militares impidieron que el país sudamericano, que a principios del siglo XX jugaba en las grandes ligas mundiales, progresara y se desarrollara tal como lo hicieron Australia y Canadá, entre otras naciones.

Tanto por la riqueza y extensión de su territorio como por la actividad de sus habitantes y el desarrollo e importancia de su industria y comercio, hace cien años, la Argentina era una firme candidata a rivalizar nada menos que con los Estados Unidos.

Me pregunto qué habría pasado si esta nación hubiera estado en la mira de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial, tal como ocurrió en Japón.

Twitter: @hernanhaines

Foto: Flickr – Finizio (CC)