lunes, 12 de mayo de 2014

El silencio de los ciclistas se manifiesta en Montreal

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

protesta bicicleta Montreal

Una treintena de ciclistas se encontraron ayer al mediodía para recorrer la ciudad en una manifestación silenciosa en protesta por los accidentes que recientemente han sufrido miembros de este colectivo. El viernes pasado, una ciclista fue herida gravemente por un camión, sólo 12 días después de la muerte de la joven Mathilde Blais, en un accidente similar ocurrido en uno de los llamados “túneles de la muerte”. Según han explicado, los manifestantes han querido expresar su “rabia” y el desacuerdo con la situación con una “masa crítica silenciosa” de ciclistas que ha salido de los carriles bici y ha tomado las calles para concienciar a los demás conductores de su presencia, “como mínimo, por un día” .

La marcha ha salido del Parque Jeanne-Mance, ha recorrido algunas de las principales arterias del barrio de Plateau, donde el porcentaje de desplazamientos en bicicleta es el más elevado de la ciudad, y se ha detenido a los lugares donde ocurrieron los dos últimos accidentes. En la esquina del bulevar de Maisonneuve con la calle de Saint-Urbain, los manifestantes han llevado a cabo una performance que ha finalizado con los dibujos con tiza de sus cuerpos en la calzada, a modo de imitación de las marcas que realiza la policía en caso de muerte. También se han parado en el túnel de la calle Saint-Denis, donde hace unos días cientos de personas se reunieron para despedir Mathilde Blais instalando una simbólica “bicicleta fantasma” en el lugar donde fue atropellada por un camión y perdió la vida .

VER TAMBIÉN:  

Los manifestantes han circulado en silencio pero con mensajes pegados en la ropa negra reclamando a los conductores una distancia de seguridad al realizar las maniobras de adelantamiento o indicando que ellos podrían “ser los siguientes” o que Blais podría haber sido su hija (en referencia el Día de la Madre, que se celebraba ayer en América del Norte). Una de las participantes en la protesta, Isabel, explicó que el problema no sólo es con los conductores, sino que ella misma había tenido recientemente un conflicto con la policía porque “existe un problema de respeto general hacia los ciclistas”. Según esta manifestante “que los demás tengan vehículos más fuertes y más rápidos no quiere decir que las bicicletas no tengan lugar en las calles de la ciudad” .

Un medio de transporte masivo

Según el estudio Vélo au Québec en 2010, realizado por la asociación VéloQuébec, entre mayo y diciembre (los meses en los que la climatología es menos dura) el 22 % de los habitantes de la ciudad utilizan la bicicleta como principal método de transporte, especialmente en el barrio de Plateau-Mont Royal, donde casi la mitad de los desplazamientos son en bici. Según este mismo estudio hay entre 14.000 y 17.500 ciclistas y 535 kilómetros de calzadas dedicadas a este transporte. Además, el sistema público de bicicletas, llamado Bixi, cuenta con miles de vehículos y 30.000 abonados que realizaron 3,3 millones de desplazamientos durante el año del estudio.

La dirección de la Santé Publique de Montreal (la entidad pública encargada de velar por la salud y seguridad de los ciudadanos) contabiliza que cada año se producen unos 400 accidentes relacionados con ciclistas. Esta institución considera que las cifras policiales subestiman el número de accidentes y la gravedad de las lesiones y señala la peligrosidad de las grandes arterias de la ciudad para los ciclistas .

Túneles y puertas

Cada día, seis “túneles de la muerte” son utilizados por cientos de ciclistas para desplazarse entre dos de los barrios más densamente poblados de la ciudad, el de Plateau-Mont Royal y Rosemont-La Petite Patrie, que están separados por las vías del tren. Según el alcalde de Rosemont, François Croteau, hace dos años que desde el Ayuntamiento del barrio intentan negociar con la empresa ferroviaria propietaria de la vía, Canadien Pacifique (CP), que facilite posibilidades alternativas para comunicar los dos barrios, pero la corporación “se empeña en decir no a los ciudadanos que reclaman una solución para atravesar las vías de forma segura”.

Los ciclistas también reclaman sanciones más duras para los propietarios de vehículos que abren la puerta mientras algún ciclista pasa por su lado, provocando su caída. La muerte de otra ciclista, Suzanne Châtelain, el verano pasado, hizo público este peligro, conocido como “emportiérage” (lo que se podría traducir como ” empuertaje”). Por su parte, los colectivos de ciclistas iniciaron una campaña denominada “Una puerta, una vida” para denunciar la situación y concienciar del problema. También se lamentan del estado deficiente de muchas calzadas de la ciudad, que dificulta la circulación.

Fotos: Arnau Cunties

Protesta ciclistas Montreal protesta ciclista Montreal protestas ciclistas Montreal