martes, 13 de mayo de 2014

Bancos centrales de economías emergentes tienen cada vez más dólares canadienses como reservas

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Billetes dólares canadienses

Los bonos denominados en dólares canadienses se han convertido en una especie de carrera para las reservas de varios bancos centrales, instituciones que se sienten atraídas por la flexibilidad que tuvo la economía de Canadá en tiempos de crisis financiera.

Los bancos centrales de varios países poseen actualmente deuda canadiense valorada en unos 200 millardos de dólares  (EE UU). Este monto represente 1,8% de los 11 billones de dólares que se encuentran en reserva extranjera en todo el mundo, de acuerdo con un estudio del Banco de Canadá publicado este martes.

La solicitud de dólares canadienses proviene principalmente de economías emergentes, no desarrolladas. Estas últimas aún prefieren tener reservas en monedas tradicionales como el dólar estadounidenses, el euro, el yen, la libra esterlina y el franco suizo.

El documento del banco central canadiense, que es parte del reporte que el ente emisor publica cada primavera, explica que “se puede tratar de un estimado conservador de la demanda oficial extranjera de activos canadienses, considerando que el mayor crecimiento de las reservas se espera de parte de las economías emergentes, lo que da un peso más fuerte a la moneda canadiense respecto a países desarrollados».

¿Qué bancos centrales poseen reservas en dólares canadienses? El de Chile, el de República Checa, Rusia, Islandia y la República de Macedonia, entre otros.

El estimado de 200 millardos de dólares es significativamente superior a los 112,5 millardos de dólares de reserva en dólares canadienses reportados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el tercer trimestre de 2013.

Según se explica en The Globe and Mail, esta diferencia obedece al hecho de que el FMI hace sus estimaciones sobre la base de un sondeo entre gerentes de los fondos de los bancos centrales, que controlan sólo el 54% de las reservas globales de estas instituciones. De acuerdo con el reporte, si se suman todos los bancos centrales, el total de bonos denominados en dólares canadienses podría ubicarse en un rango de entre $172 millardos y $219 millardos.

En definitiva, son las economías emergentes las que parecen estar más interesadas en tener sus reservas en dólares canadienses. Los expertos esperan que esta tendencia siga en ascenso en los próximos años.

Si las reservas globales crecen 1% anual, otros 2 millardos de dólares en bonos denominados en dólares canadienses se sumarán por año, según los especialistas del Banco de Canadá, Lukasz Pomorski, Francisco Rivadeneyra y Eric Wolfe.

El apetito por el dólar canadiense tiene efectos positivos y negativos. Mientras la demanda extranjera de los bonos aumenta, sube el precio de los mismos y hace disminuir los intereses, reduciendo así los costos de préstamos al gobierno. Pero como buena parte de los bancos centrales son pacientes, inversores de largo plazo, también hace caer la liquidez del mercado para esos bonos.

Los bancos centrales de las economías emergentes no están siendo atraídos sólo por el dólar canadiense. La porción de reservas en moneda extranjera no tradicional se ha más que triplicado desde la crisis financiera a 6,3% del total de las reservas, siendo las que están en dólares canadienses y australianos las que más han avanzado.

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM