martes, 13 de mayo de 2014

Los 7 errores más comunes de un inmigrante (y II)

Publicado en:
Lente jurídico
Por:
Temas:

Residencia Permanente Inmigración Canada

Viene de Los 7 errores más comunes de un inmigrante (I)

  • Error #4. Manipular, esconder o falsear la información

Hacer falsas declaraciones en una solicitud de inmigración podría comprometer seriamente tus planes de emigrar a Canadá.  Para las autoridades de inmigración de Canadá, hacer falsas declaraciones es una infracción tan grave como el fraude.

De manera general, una persona incurre en falsas declaraciones si manipula, esconde, falsea u omite dar a conocer informaciones relevantes para el análisis de su solicitud. Por ejemplo, proporcionar falsa información sobre el estado civil (soltero, casado o divorciado), sobre si se tiene hijos, sobre las razones que motivan una estadía temporal en Canadá, sobre incumplimientos anteriores a las leyes de inmigración u otros problemas, o sobre la existencia de antecedentes penales, podría acarrear graves problemas.

La ley sanciona muy severamente a los culpables de falsas declaraciones. La infracción puede ocasionar el rechazo de solicitudes o la revocación de permisos temporales, de la residencia permanente e incluso de la ciudadanía. Más aún, a los culpables de falsas declaraciones podría quedarles prohibida la entrada a Canadá de manera temporal o permanente.

Aunque no se haya hecho a propósito, ya sea por olvido o falta de atención, el simple hecho que la información contenida en una solicitud sea inexacta podría costarte el éxito de tu proyecto de inmigración. 

  • Error #5. Casarse para resolver un problema de inmigración

Muchas personas ven en el matrimonio la solución ideal a sus problemas de inmigración.  Algunas están tan convencidas de ello, que simplemente se casan y luego vienen buscando quien los represente en el trámite de inmigración.

Pero esto también es un error.  El sólo hecho de casarse con un ciudadano canadiense o con un residente permanente no garantiza el éxito de una solicitud de apadrinamiento conyugal.

De manera general, las leyes canadienses de inmigración favorecen la reunión familiar mediante el programa de apadrinamiento conyugal. Este programa permite a las personas casadas adquirir la residencia permanente y establecerse o permanecer en Canadá junto con su pareja.

Sin embargo, no basta que exista legalmente un matrimonio para que el apadrinamiento prospere.  Entre otras exigencias, hace falta además que el matrimonio sea auténtico. En resumidas cuentas: casarse por los papeles no es la solución. 

  • Error #6. Subestimar la importancia de los idiomas

Canadá tiene 2 idiomas oficiales: inglés y francés. En la provincia de Quebec, un buen conocimiento del francés es esencial para poder calificar en la mayoría de los programas de inmigración ofrecidos por esta provincia.  Lo mismo se puede decir sobre el inglés y los programas de inmigración ofrecidos en el resto de Canadá.

Además, requerimientos de equidad exigen exámenes hasta para los que tienen el francés o el inglés como lengua materna.

Sin embargo, muchas personas subestiman la importancia de estos dos idiomas al momento de planear su proyecto de inmigración. Este es un problema frecuente en el caso de los empresarios, inversionistas y de los candidatos para el apadrinamiento conyugal, ya que dichos programas de inmigración carecen de exigencias obligatorias de idioma. Por lo tanto, la gente tiende a menospreciar su importancia.

Un buen conocimiento del francés o del inglés es esencial para poder interactuar con su entorno, conseguir un trabajo, hacer prosperar un negocio, ayudar a sus hijos con las tareas escolares, obtener su ciudadanía canadiense, etc.

En pocas palabras, el idioma es sobre todo importante para lograr una integración exitosa y una mejor calidad de vida, sin importar la provincia de destino.  No se debe subestimar su importancia. 

  • Error #7. Confiar en asesores no calificados

Uno de los errores más comunes de los inmigrantes es confiar en las recomendaciones de amigos y conocidos, en la información que se publica en foros comunitarios, redes sociales y otras fuentes de Internet, e incluso en las respuestas de los agentes del centro de llamadas de las autoridades de inmigración.

Los comentarios en foros y redes sociales pueden ser de vieja data o relatar experiencias excepcionales; las leyes y reglas de inmigración cambian con mucha frecuencia y la información puede no estar al día.

No es inusual consultar varias veces a los agentes del centro de llamadas de CIC y obtener respuestas diferentes y hasta contradictorias sobre el mismo asunto. El problema está en la manera como cada agente comprende la pregunta que se le hace.

La misión de estos agentes es dar información general sobre los programas de inmigración, responder preguntas sobre el estado de una solicitud o actualizar la información de un expediente en particular. Su rol no es dar consejo jurídico. Al interrogarlos, es muy importante evitar cualquier malentendido sobre el sentido de la pregunta y no sobreentender la respuesta que uno desearía recibir.

Lo mejor y más seguro es confirmar siempre la información con un asesor fiable. No hay que olvidar que cada situación es única. Un consejo puede ser válido para una persona y no para otra.

A la hora de consultar con un asesor, siempre es recomendable verificar sus credenciales. En Canadá, sólo los abogados, los notarios en Quebec y los consultores de inmigración autorizados, pueden ofrecer legalmente asesoramiento de inmigración contra remuneración.

Lo mismo vale para los demás asuntos legales que pueden incumbir a los inmigrantes. En caso de requerir asesoramiento sobre temas empresariales o de negocios, asuntos de derecho laboral, matrimonial y familiar, tributario, sucesoral, etc., siempre es preferible consultar con profesionales debidamente calificados en la materia.

El contenido de este blog y los conceptos y pareceres expresados por su autor (incluyendo las respuestas a las preguntas de los comentaristas) sólo se refieren a problemas o cuestiones de carácter general, tienen una finalidad puramente informativa y no constituyen opinión ni consejo jurídico ni pueden dan lugar al nacimiento de una relación profesional abogado-cliente.

Para más información sobre los temas tratados en este blog o sobre nuestros servicios legales, llámenos al 514 907-3231 (ext. 101), escríbanos a orodriguez@wmr-law.com, o a través de la GuíaNM.

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM