martes, 13 de mayo de 2014

Programa de trabajadores temporales extranjeros: lo que pide Quebec y la respuesta de Ottawa

Publicado en:
Inmigración
Por:
Temas:

Kathleen Weil Chris Alexander

La ministra de Inmigración de Quebec cree que la provincia no debe pagar por los errores de otras regiones del país. Así lo hizo saber en relación a los abusos del programa de trabajadores temporales extranjeros.

Kathleen Weil se reunió este lunes con su colega federal, el ministro Chris Alexander, para discutir varios temas. Sin embargo, la reunión de trabajo se centró en la decisión del gobierno canadiense de suspender temporalmente el programa que permite a los restaurantes del país contratar a trabajadores extranjeros por cortos periodos.

Para la ministra provincial, esta medida tendrá un impacto negativo en Quebec, especialmente durante la temporada de verano, en la que la alta demanda obliga a los dueños a buscar mesoneros y cocineros extranjeros.

Es por esto que la ministra Weil pide a Ottawa que otorgue una moratoria a la medida en el caso de Quebec. «El ministro Alexander escuchó nuestra exigencia de excepción y se mostró sensible a nuestras preocupaciones«, señaló la recién nombrada ministra de Inmigración, diversidad e inclusión. «Durante nuestras conversaciones hicimos valer el hecho que el programa es gerenciado rigurosamente en Quebec y que ningún caso de abuso ha sido señalada hasta ahora».

De igual forma, el gobierno provincial remarca el hecho que todos los permisos de trabajo a extranjeros son examinados no solo por Services Canada, sino también por el ministerio provincial.

Bajo este escenario, Weil considera injusto que todo el país pague el precio de los errores de algunas empresas en solo algunas provincias. «Si los medios revelaron casos de empleadores con fallas en otras provincias canadienses, la industria quebequense de la restauración no debe pagar las consecuencias«, señaló.

La ministra argumenta que en la región de la Ciudad de Quebec muchos restaurantes requieren de mano de obra extranjera para poder atender la alta demanda del verano. Esta suspensión al programa tendría un impacto negativo a nivel turístico y económico. Además considera que este programa es una puerta de entrada también para muchos inmigrantes que pueden decidir quedarse de manera permanente y presentar su solicitud.

Ottawa no cede espacio

El ministro Chris Alexander también dio su opinión sobre este debate. Durante una rueda de prensa que dio en el aeropuerto de Montreal este lunes, el ministro de Inmigración explicó por qué piensan mantener esta suspensión temporal al programa de trabajadores extranjeros.

«Esta moratoria fue tomada con muy buenas razones, pues habían casos de abuso y estamos comprometidos a completar una reforma que ya tenemos en marcha», explicó Alexander sobre la propuesta que llevaría ante su colega provincial. «Puedo asegurar que todos, incluida ella, sabe que cuando se relanzado, este programa no será blanco de abusos».

Las palabras del ministro conservador parecen indicar que el Gobierno Federal no cederá ante las solicitudes, ni de Quebec ni de ninguna otra provincia. «En cuanto a los restaurantes de Quebec, las cifras (de demanda) no son tan elevadas en comparación al resto de Canadá. Sabemos que hay muchos estudiantes que tienen dificultades para conseguir un empleo, y todos los dueños de restaurantes en Quebec y todo Canadá deben entender que los trabajadores temporales extranjeros deberían ser el último recurso».

Para el ministro las tasas de desempleo en varias regiones, como la Ciudad de Quebec, demuestran que los dueños de restaurantes podría llenar sus puestos de trabajo para el verano con trabajadores locales.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM