jueves, 15 de mayo de 2014

Sindicatos convocan a huelga general en Turquía en protesta por la tragedia de la mina de Soma

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

la-policia-reprime-manifestaciones-en-Turquia

El título del diario El Mundo de Madrid -“La tragedia minera atrapa a Erdogan”- no puede ser más elocuente de lo que está viviendo desde ayer Turquía.

Violentas manifestaciones se desataron en varios puntos del país, a partir del momento que el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, pisara la localidad de Soma, donde una explosión en una mina de carbón ocasionó -hasta el momento- 282 muertos y casi un centenar de desaparecidos.

La gente, rebasando la seguridad, se abalanzó sobre el carro de Erdogan y lo pateó tratando de descargar su indignación, gritándole “ladrón” y “asesino”.

A partir de allí en Ankara y Estambul hubo manifestaciones y enfrentamientos con la policía que les lanzaba gases lacrimógenos para dispersarlos.

protestas-en-turquia-por-la-tragedia-de-soma

Para hoy -en las últimas 12 horas ningún trabajador de la mina ha sido rescatado con vida-, cuatro sindicatos del país convocaron a una huelga general en protesta por dicho accidente, responsabilizando al gobierno de haber procedido con negligencia.

Mientras tanto, en la localidad de Esmirna, una manifestación de unas 20.000 personas fue reprimida por la policía con gases lacrimógenos.

Los yacimientos de carbón de Soma pertenecen desde el 2005 a la compañía Soma Holding. Anteriormente pertenecían al sector público. La prensa de Soma, en cierto modo trata de encontrar en este hecho una dosis de responsabilidad sobre el accidente del martes. Refieren que a partir del cambio de dueños, el número de empleados por turno pasó de 300 a 700, “sin modificar el sistema de transformación eléctrica”, que es el lugar donde se produjo la explosión. Había en la mina 787 personas.

Ciertamente hasta hoy no se ha determinado las causas del accidente. Solo hay especulaciones sobre lo que podría haber ocurrido. Algunos señalan que las instalaciones en la planta eléctrica no son exactamente viejas y se han realizado inspecciones. La mina “tiene sus documentos en regla y el personal era de primera categoría”, señaló Alp Gürkan, presidente de Soma Holding.

No obstante, informaciones de otras fuentes señalan que Turquía es el tercer país del mundo y el primero en Europa en siniestralidad laboral. Solamente en lo que va de este año, sin contar el accidente de Soma,han muerto 396 personas en sus lugares de trabajo, entre ellos 17 niños. Las condiciones de pobreza obligan a las familias a integrar al trabajo a los niños menores de edad.

Otra información proveniente del canal CNN Türk señala que, en Turquía, desde 1941, más de 3.000 mineros perdieron la vida en sus puestos de trabajo y 100.000 resultaron heridos. Lo peor -señala el medio, citando a un responsable de la Confederación de Sindicatos Revolucionarios (DISK)- el hospital de la región de Manisa, lugar de la zona minera, no está preparado para afrontar una tragedia de gran magnitud.

Foto: Captura de pantalla – El País / Youtube