miércoles, 21 de mayo de 2014

La apacible Mónaco conmovida: Fue asesinada Helene Pastor, una de las mujeres más ricas del principado

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

helen-pastor-y-su-hijo-gildo

Los citadinos de la rica, apacible y principesca Mónaco, no terminan de salir de su asombro. Uno de los suyos, la multimillonaria Helene Pastor murió esta mañana, tras varios días de debatirse entre la vida y muerte, luego que fuera baleada en la comuna francesa de Niza.

Helene Pastor, de 77 años, era junto a sus dos hermanos -Victor y Michel, ya fallecidos- beneficiarios de una gran fortuna, proveniente de los ingresos por alquileres de grandes edificios de lujo, especialmente aquellos construidos a lo largo de los balnearios de Mónaco.

Dicha fortuna está estimada en aproximadamente 19.000 millones de euros.

El origen de tal riqueza se remonta a 1880, año en que llegó muy pobre a Mónaco, procedente de Liguria, Italia, el abuelo de Helene, Jean-Baptiste, quien era un escultor en piedra. Posteriormente su hijo Gildo, quien había adquirido, después de la guerra, varias parcelas de terreno junto al mar, pasaría a ser uno de los más grandes constructores inmobiliarios de la ciudad de Mónaco.

Los planes de desarrollo turístico y de alicientes fiscales que puso en marcha el príncipe Rainiero, permitieron a los Pastor desarrollar por lo menos un tercio del parque inmobiliario del principado, el que fue heredado por Helene y sus dos hermanos.

helen-pastor,-el-carro-donde-sufrio-el-atentado

Ahora bien, ¿como ocurrió el atentado?. Éste aconteció el 6 junio pasado. Helen venía a bordo de su Lancia, manejado por su chofer, Mohamed Darwich, de 64 años, por una de las calles de Niza después de visitar a su hijo Gildo, que se encontraba en el hospital Archet.

De pronto aparece un hombre, premunido de un fusil de casa, con cañón recortado, se acercó al vehículo y abrió fuego sobre la dama a través de los vidrios, provocándole sendas heridas en el tórax, cuello y cara. Igualmente el sujeto disparó contra el chofer, quien cuatro días después del atentado, murió.

El agresor estaba acompañado de otro sujeto -ambos con el rostro descubierto- que luego de los disparos se dieron a la fuga.

¿Venganza, arreglo de cuentas, asesinato por encargo, intento de secuestro?, éstas y muchas más son las preguntas que se hacen no solo las autoridades policiales. Todas estas posibilidades recaen sobre el extraño asunto.

vista-parcial-de-monaco

Foto: Youtube