miércoles, 21 de mayo de 2014

Mientras EE UU prepara sanciones a Venezuela, Halliburton, Schlumberger y Weatherford firman convenio con Pdvsa

Publicado en:
Entre Fronteras
Por:
Temas:

pdvsa-de-venezuela

Lo que hace una mano, parece no enterarse la otra.  Decimos esto a propósito de la absurda situación que se observa en estos momentos en las relaciones Estados Unidos y Venezuela.

Mientras en el Senado estadounidense parecen avanzar algunas sanciones contra Venezuela, básicamente la prohibición de visados a jerarcas del régimen chavista y algunos relacionados con el mismo;

Mientras John Kerry, el secretario de Estado de los Estados Unidos, expresara desde México -donde está en visita oficial- que “hay una creciente impaciencia en el vecindario“, refiriéndose a Venezuela; y que confiaba que el gobierno de ese país “tome las medidas” que eviten que el suyo adopte sanciones en su contra;

Mientras la secretaria de Estado para América Latina, Roberta Jacobson, comentaba -a instancias de Ileana Ros-Lehtinen, de origen cubano, conocida miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos- que los diálogos en Venezuela “no deben ser una tertulia” o “un diálogo por un diálogo”, como la cita Infobae, sino “un diálogo con un punto de acción“;

Mientras todas estas declaraciones en el plano político se daban, la otra mano estadounidense estaba firmando un contrato con Pdvsa de Venezuela, mediante el cual le otorgaría a esta empresa un línea de crédito hasta por dos millardos de dólares, según lo podemos leer en El Universal de Caracas.

Esa otra mano, a la que hacíamos referencia, está representada en esta ocasión, por las empresas de servicios petroleros Halliburton, Schlumberger y Weatherford, todas ellas radicadas en el conservador estado de Texas, en Estados Unidos.

El petróleo -cualquiera lo puede saber- es justamente la verdadera energía que mueve el carro de la revolución chavista. Un carro que se nutre sin cesar principalmente de los ingresos proveniente de las compras que hace el imperio, el “enemigo público número uno” de Venezuela, según el discurso revolucionario.

Así son las cosas…, como bien diría el periodista y político venezolano Oscar Yanes.

Foto: Youtube