domingo, 25 de mayo de 2014

Petró Poroshenko es el nuevo presidente de Ucrania

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

petro-poroshenko

Ucrania ha votado mayoritariamente por quien parece ser el más fuerte opositor a Rusia: Petró Poroshenko.

Los resultados no oficiales, a pie de urna, han confirmado su elección en primera vuelta, al obtener entre 55.7 % y el 57.3 %.

Yulia Timoshenko, también gran opositora de los planes rusos de la intervención en Ucrania, obtuvo el 12.9 %.

En cambio el representante del este rusohablante, Serguéi Tiguipko, obtuvo menos del 5 % de los votos, superado por quien ocupó la tercera mayoría, el populista Oleg Liashko, con el 8 %.

Petró Poroshenko, -un hombre de negocios rico, de 48 años, graduado en economía y asuntos internacionales- ya anunció su victoria, en conferencia de prensa.

Timoshenko ya reconoció el triunfo de su adversario y calificó que «éstas fueron las elecciones más justas y limpias que se haya tenido en 23 años de independencia», a pesar de la amenaza rusa, según la cita de EFE.

Lo primero que hay que hacer dijo Poroshenko es logar la paz en Ucrania y para ello no descarta «negociar» con Rusia. Pero afirmó que hay interesados en convertir al Donbass, en Somalia.

Donbass o Donbás, es la cuenta del río Donets que recorre entre otras zonas del este de Ucrania, las provincias de Donetsk y Lugansk, aéreas dominados en estos momentos por los alzados separatistas.

Poroshenko defiende el ingreso de Ucrania a la Unión Europea y se opone a la federalización de Ucrania, como lo pretenden los rusohablantes y la jerarquía del Kremlin.

El nuevo presidente promete que una de las primeras salidas que hará será precisamente a la región de Donbass. «la gente armada -dijo- debe abandonar las calles del pueblos y ciudades. Actuaremos con diligencia y eficacia».

Antes:

Elecciones en Ucrania: Un prerrequisito para empezar arreglar los problemas acumulados

elecciones-en-ucrania

Tal vez poco importa quién gane. Lo que importa, es «restablecer» la legitimidad, y la «verticalidad» del poder del Estado y el funcionamiento de las instituciones, como dice hoy El País de España.

Ucrania vive un proceso de inestabilidad, desde hace seis meses, cuando comenzaron las primeras protestas contra el pretendido retiro de Ucrania, bajo la administración de Viktor Yanukóvich, de las negociaciones para ingresar a la Unión Europea.

Luego las protestas se volcaron contra la salida del presidente Yanukóvich, quien combatía  las manifestaciones duramente, y se volcaba cada vez más hacia el apoyo de los rusos. Finalmente, el presidente huyo hacia Rusia y hasta hoy no se sabe cuál ha sido su destino.

Vino, luego, la usurpación de Crimea por Rusia y en seguida las rebeliones separatistas, azuzadas por las milicias prorrusas, de Donetsk y Lugansk.

Hay muchos problemas acumulados, que le esperan para arreglar, a la nueva administración.

Hasta el momento, las elecciones han contado con una buena participación en la capital Kiev, de 47.23 %, comparada con las estadísticas anteriores.

En todo el país la participación promedio es del 40.44 %, consideradas también buenas, según EFE, tomando en cuenta además el actual boicot que ejercen los prorrusos en las provincias «separatistas».

A pesar de todo en Donetsk hubo un 10,78% de electores que se atrevieron a votar;  y en la vecina Lugansk lo hizo el 17,07%, según los datos oficiales.

Los candidatos más importantes son Petró Poroshenko, importante patrocinador de las protestas del Euromaidán; y, Yulia Timoshenko, exprimera ministra, que estuvo hasta hace poco encarcelada por el régimen de Yanukóvich.

Si ninguno de los candidatos obtiene hoy más del 50 %, deberá realizarse una segunda vuelta dentro de tres semanas.

Foto: Captura de pantalla / El País.com