lunes, 26 de mayo de 2014

El glaciar Athabasca pierde más de cinco metros de hielo por año y corre el riesgo de desaparecer

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Athabasca Glaciar Canada

El glaciar Athabasca, uno de los más visitados en Norteamérica, está perdiendo más de cinco metros de hielo cada año y corre el riesgo de desaparecer completamente en una generación, según advierten expertos de Parques Canadá.

Este glaciar es uno de los seis que forman el Columbia Icefield, en el Parque Nacional Jasper (Montañas Rocosas de Canadá). Es un destino popular para turistas de todas partes del mundo quienes pueden incluso escalarlo para tener una visión más cercana del bloque de hielo.

Anualmente recibe siete metros de nieve, pero el glaciar no hace sino reducirse desde hace 150 años.

John Wilmshurst, gerente de Conservación del parque nacional, aseveró que “es sorprendente” lo que está ocurriendo.

En una entrevista concedida a la Presse Canadienne, el especialista explicó que “se están perdiendo, al menos, cinco metros -por año- de la superficie del glaciar”.

El paso del tiempo es claramente visible en la base del bloque de hielo. Registros desde 1890 demuestran que el glaciar Athabasca se ha retraído en 1,5 km, dejando al descubierto un paisaje que parece de la Luna, lleno de rocas.

“Hemos hecho las mediciones correspondientes y vemos que lo que recibe anualmente para crecer no está siendo suficiente”, agregó.

Un reporte reciente, incluido en el “Estado de la unión” de EE UU, advierte cuán rápido están derritiéndose los glaciares en Columbia Británica y Alaska, como resultados del cambio climático.

De acuerdo con organismos como el National Climate Assessment de Estados Unidos, la tendencia se mantendrá y generará implicaciones en la producción de la energía hidroeléctrica, en los patrones de circulación de los océanos, en la pesca y en el crecimiento global de los niveles del mar.

El reporte indica que los glaciares están perdiendo entre 20 y 30% de su volumen mientras se derriten.

El agua del Columbia Icefields va hacia el Pacífico, el Atlántico y el Ártico, y el panorama cambiaría sustancialmente si se derrite por completo.

Los expertos consideran que el glaciar efectivamente desaparecerá y esto podría ocurrir en tan sólo una generación.

Foto: Wikimedia / Ben W. Bell (CC)