jueves, 29 de mayo de 2014

El caso del alcalde Rob Ford lideró la lista de los peores escándalos canadienses en 2013

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Rod Ford Alcalde Toronto

En el 2013 hubo un escándalo en Canadá que superó a todos. Para muchos no es sorpresa que se trate del alcalde Rob Ford y toda la historia que comenzó luego que admitiera haber fumado crack.

Así lo demuestra una nueva lista publicada esta semana por StrategyCorp, una firma de opinión pública que publicó su reporte sobre los Escándalos Canadienses de 2013.

El estudio encuestó a más de 2.600 canadienses de todo el país, de los cuales el 71% respondió de manera negativa a todo el drama que ha rodeado al alcalde de Toronto desde la primavera de 2013, cuando un suspuesto video de Ford fumando crack empezó a correr entre los medios.

El alcalde, quien se encuentra en rehabilitación en la actualidad, superó al escándalo del Senado, el escándalo de la planta de gas del Gobierno de Ontario y la polémica charte del Parti Québécois, que llevó a una derrota histórica de Pauline Marois en Quebec.

En el segundo lugar de la negativa lista estuvo el escándalo del Senado, luego de que se conocieron los gastos injustificados de varios senadores, así como el arreglo entre el antiguo jefe de estado mayor del primer ministro Harper y el senador Mike Duffy para pagar los gastos injustificados.

Los males que rodearon a uno de los brazos del Parlamento canadiense fueron vistos de forma negativa por el 68% de los encuestados.

Por su parte, el 64% tuvo una opinión negativa de la controversia alrededor del proyecto que canceló el gobierno de Ontario en relación a dos plantas de gas en Mississauga y Oakville. Esto le costó a los contribuyentes de la provincia más importante del país más de $1.000 millones.

En cuarto lugar quedó la charte del PQ. El polémico proyecto de ley para “reforzar” la laicidad de Quebec y prohibir el uso de “símbolos religiosos” a los empleados públicos recibió una opinión negativa del 60% de la población.

El proyecto impulsado por el gobierno de Marois y el antiguo ministro Bernard Drainville generó fuertes debates que se convirtieron en incidentes y ataques en contra de muchos inmigrantes, especialmente de la comunidad musulmana.

Al final la población de Quebec envió un mensaje claro cuando sacó del poder al PQ, dándole una de sus peores derrotas en su historia y regresando al Partido Liberal a comandar el gobierno.

El estudio también midió la opinión de los canadienses en torno a algunas marcas que tuvieron un 2013 difícil. En cuanto a BlackBerry el 58% de los encuestados tuvo una opinión negativa y 51% en cuanto a Lululemon.

Para ver todo el reporte pueden entrar aquí.

Foto: captura de pantalla CP24