lunes, 2 de junio de 2014

Descubre tu ADN creativo

Publicado en:
Zona Creativa
Por:
Temas:

ADN Creativo 3En una entrevista de trabajo no suelen faltar las preguntas: ¿Por qué crees tú que eres bueno para este trabajo?, ¿Qué es lo que te hace único? Estas preguntas suelen ser una bomba explosiva. En algunas ocasiones o no lo sabes, o por falta de tiempo dices palabras generales como: “porque soy responsable, organizado, he sido gerente o director en cargos similares, etc.” Esas cualidades no son la razón por la que viniste a este mundo.

Primero que nada todo ser humano es único y eso es lo que nos hace especiales y por ende diferentes entre cada uno de nosotros. Desmitifiquemos, no somos buenos para una sola cosa; tenemos diversos talentos y capacidades que vinimos a desarrollar a través de un viaje de autoexploración a lo largo de la vida y he allí la razón principal por la cual nuestra experiencia es única.

¿Para qué soy bueno?

Cuando uno es niño no hay quien deje de preguntar. “¿y qué vas a hacer cuándo seas grande?” Los adultos, con su gran interrogación, nos despiertan para comenzar la exploración de lo que podemos hacer a lo largo de nuestras vidas. Por lo general no solo respondemos una sola profesión y a medida que nos hacemos grande, nuestros intereses suelen cambiar porque descubrimos otras cosas que también nos gustan. Tenemos la capacidad de reinventamos todos los días.

Trata de recordar qué te gustaba hacer cuando eras niño y/o adolescente; ¿cuáles eran tus respuestas?,¿qué decían los adultos sobre tu futuro? A veces  tu abuela podía decir que eras bueno cocinando pero como tu padre quería que fueras abogado, te olvidaste que también puedes ser un chef en la cocina.

  • Escribe tu biografía. En un cuaderno dedícate a escribir tu historia, relata tus experiencias, transpórtate a través de tus recuerdos y cuéntate a ti mismo cuáles son esas historias protagónicas y antagónicas que te representan y por qué es  interesante conocerte. Si no sabes cómo empezar tu historia, imagínate que es lo que te gustaría que se dijera de ti cuando dejes de existir ¿qué te gustaba hacer en la vida? Todo es válido, desde cortar el césped a cualquier otra actividad que te mueva por dentro y te haga sentir en plenitud contigo mismo.
  • Crea un collage. Las imágenes también te puedan ayudar para poder observarte. Te recomiendo que imprimas imágenes o utilices revistas para recortar todas aquellas ilustraciones o fotos que te inspiren, luego haz una composición en un papel y analiza qué imágenes resuenan con tus pasiones.
  • Realiza un sondeo. Haz una encuesta abierta entre tus amigos, socios, maestros y familiares que tienen algún tiempo conociéndote. Pregúntales a ellos qué capacidades ven en ti. Otras personas te pueden observar desde un ángulo diferente al que tu vez. Sus observaciones pueden ser valiosas porque revelan o refuerzan esos talentos que debes continuar trabajando para seguir desarrollando.
  • Desconexión con la tierra. Muchas veces nos desconectamos del mundo real donde caminamos y nos perdemos en nuestra mente, imaginando que podemos hacer esto o aquello, soñando despiertos, volando con nuestros superpoderes. Toma una captura de pantalla de tu mente; esos momentos pueden señalar áreas de fuerte interés a tus motivaciones más profundas.
  • Lánzate para descubrirte. Por mucho que tus mentores te enumeren tus diferentes habilidades, no vas a sentir esa fuerza hasta que la pongas en práctica y lo practiques más de 10 veces. La constancia te permitirá concientizar esa capacidad, te hará un experto en la materia y te permitirá ofrecerle a otros lo mejor de ti mismo.

Para encontrar otras respuestas sobre lo que dice tu ADN creativo, te invito a escuchar el podcast de mi programa de radio Explorando Ideas, pinchando  el enlace Talento Humano.

Foto: Flickr / Secret Pilgrim (CC)