viernes, 6 de junio de 2014

Tragedia en Moncton: la familia de uno de los policías asesinados rinde un emotivo homenaje

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

David Ross Douglas Larchen Fabrice Gevaudan rcmp

Moncton, como todo el resto de Canadá están de luto. Miles lloran la muerte de David Ross, Fabrice Georges Gevaudan y Douglas James Larche, los tres policías asesinados por Justin Bourque en medio de una persecución que duró más de 24 horas.

Mientras, el país busca entender qué llevó al hombre de 24 años a cometer el terrible crimen, que dejó paralizada a la ciudad de Nuevo Brunswick.

A varios kilómetros del lugar, en Victoriaville, Quebec, la familia de David Ross, con lágrimas en los ojos, rindió un emotivo homenaje al miembro de la Policía Montada.

“Mi hijo es un héroe. Estoy orgullosa de él y de todo lo que pudo lograr en la vida”, señaló Hélène Rousseau, madre del fallecido oficial. “Él amaba su trabajo, siempre nos contaba historias vinculadas a su trabajo”. De igual forma, destacó que su hijo siempre estuvo orgulloso de cumplir su trabajo por su país.

Como homenaje, la familia de Ross está pidiendo a todos los ciudadanos de Victoriaville, así como de toda la región, que enciendan las luces de sus casas en honor a Ross y las dejen encendidas toda la noche.

Justin Bourque es formalmente acusado

En la tarde de este viernes la Policía Montada de Nuevo Brunswick confirmó que Justin Bourque, sospechoso de ser el responsable del incidente, fue formalmente acusado. El hombre de 24 años enfrenta tres cargos de homicidio en primer grado y dos por intento de homicidio.

Bourque tendrá que ser presentado nuevamente ante el tribunal el próximo 3 de julio para la siguiente fase del proceso.

El RCMP señaló que Bourque no estaba armado al momento de su detención, aunque sí se encontraban armas cerca. Hasta unos 300 oficiales trabajaron con la finalidad de detener al sospechoso, quien estuvo a la fuga por más de 30 horas.

Hasta el momento se desconocen las posibles razones que pudieron llevar a Bourque a cometer el crimen.

Foto dada por la Policía Montada