martes, 10 de junio de 2014

Canadá otorgó refugio a mujer sentenciada en Florida por tener relaciones con un menor

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Denise Harvey sexual offender canada

Denise Harvey es oficialmente una ciudadana refugiada en Canadá, a pesar de que en Estados Unidos, su país natal, enfrenta una condena de 30 años por tener relaciones sexuales con un menor de edad.

Su caso es complejo y levanta muchos debates sobre las relaciones entre los dos países vecinos y sus marcadas diferencias en materia legal.

Harvey, una madre de 46 años de Florida, fue sentenciada en 2008 a 30 años de prisión. Su crimen había sido tener relaciones sexuales en varias ocasiones con un adolescente de 16 años, quien jugaba béisbol con su hijo.

Sin embargo, en 2009 decidió escapar de su país y cruzar la frontera hacia el norte, hasta llegar a Saskatchewan. No fue sino hasta un año después que la Policía Montada la arrestó en relación con sus problemas legales al sur de la frontera.

Pero en ese momento Harvey decidió introducir una solicitud de refugio. Su argumento principal es que una pena de 30 años era “injusta y cruel”.

Como era de esperarse, la Comisión de Inmigración y Refugio de Canadá tardó años en procesar su solicitud hasta que en estos meses se conoció que había aprobado el caso de Harvey, otorgándole refugio en el país, lo que le permitirá solicitar la residencia permanente y eventualmente podrá convertirse en ciudadana canadiense.

Para el organismo, el cual es independiente del gobierno, la sentencia que recaía sobre la mujer en Florida era exagerada. Esto tomando en cuenta las diferencias legales entre ambos países. En Canadá tener relaciones sexuales con un adolescente de 16 años no es delito, por ser una edad en la que es válido el consentimiento.

Sin embargo, el Gobierno Federal intentó tomar medidas y revertir la decisión. En principio apelaron la decisión de la comisión, pero terminó siendo ratificada.

El propio ministro de Inmigración, Chris Alexander, ha señalado a todos los medios con los que ha hablado, que es sorprendente que se le haya otorgado refugio a esta persona y que era una decisión la cual el gobierno de Harper rechazaba.

Si bien Ottawa podría intentar otras vías para expulsar a la mujer del país, este proceso sería muy complicado y largo, por lo que Harvey al parecer vivirá tranquilamente en Canadá junto con su familia.

Foto de la policía, vía Daily Beast