miércoles, 18 de junio de 2014

Más de 20 líneas aéreas reclaman a Venezuela deuda vencida de $4.200 millones

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Avión American Airlines

La línea aérea norteamericana, American Airlines, comenzará a reducir la frecuencia de sus vuelos a Venezuela, a partir del 1° de julio de este año.

Solo 10 de los 48 vuelos semanales que realiza hasta ahora, se mantendrán.

La medida la tomó la empresa estadounidense en vista que el gobierno venezolano no le ha permitido recuperar 750 millones de dólares que le adeuda, hasta marzo del 2014, según informa El Universal.

Con esta decisión American Airlines se viene a agregar a otras 11 compañías internacionales que ya han reducido sus vuelos hacia o desde Venezuela, entre un 15 a un  78 %. Además de la suspensión definitiva de sus actividades de Air Canada y Alitalia.

Actualmente, 24 aerolíneas internacionales mantienen un serio conflicto con el gobierno venezolano por una deuda impagada, que asciende a unos 4.200 millones dólares, según las cifras expuestas en la reciente asamblea de la IATA,reunida en Doha, y que contó con la asistencia de unos 1.000 representantes de unas 240 compañías aéreas del mundo.

El desembolso de divisas a la aerolíneas internacionalaes fue cumplido por Venezuela hasta el 2012. Ese año, en el que Hugo Chávez ganó su última elección, el modelo económico del régimen venezolano hizo crisis. Aunque al país le ingresaba, en promedio, 100.000 millones de dólares anuales por la venta petrolera, el gobierno comenzó a mostrar dificultades para honrar sus compromisos en dólares.

Con respecto a las aerolíneas, el país comenzó a atrasarse, hasta que se suspendió de manera total los pagos.

Para paliar esta situación, el gobierno venezolano empezó a realizar convenios selectivos; hasta hoy con solo seis de las empresas que registran montos menores de deuda. Allí estarían AeroMéxico, Tame Ecuador, Avianca, Tiara Air, Insel Air y Aruba Airlines.

Ayer se hablaba que el gobierno se habría reunido con Lan Chile.

Como trasfondo de esta crisis está el modelo del control de cambio impuesto por el gobierno venezolano,  y que ha hecho crisis varias veces. Se ha venido resolviendo con devaluaciones disfrazadas, creando y cerrando diversos tipos de cambios.

Sale Giordani del gabinete: «surge una clara sensación de vacío de poder en la Presidencia de la República», dice

Precisamente uno de los autores y defensores de dicho modelo, Jorge Giordani, acaba de ser removido de su cargo al frente de la cartera de Planificación del país, en el marco de una especie de reestructuración de dicha cartera.

Circula un texto que habría publicado el hoy exministro en el portal rebelión.org, titulado «Testimonio y responsabilidad ante la historia», en el que asevera que «me veo obligado por razones de conciencia a hacer público este documento, donde expongo una serie de consideraciones respecto al cumplimiento de mi deber como militante de la causa del socialismo y su relación con lo que han sido mis últimas actuaciones como servidor público. Habiendo sido Ministro por tanto tiempo es mi deber rendir cuentas al país».

En el documento Giordani -aunque su autoría no ha podido ser verificadad aún, según cita El Universal-  enumera los «objetivos» y logros del «proceso revolucionario» iniciado por el fallecido Hugo Chávez, describe parte de su labor ante la cartera de Planificación del país petrolero y narra los «obstáculos» superados, descritos como un Golpe de Estado, un sabotaje petrolero, y un ambiente externo hostil».

Habla igualmente Giordani, conocido como «El Monje» en las esferas políticas venezolanas, sobre el deterioro de la salud del entonces presidente Chávez, de cómo esta situación coincidió con lo que considera como el «inicio» de la desastrosa realidad económica del país y sobre cómo se creó «el liderazgo» necesario ante la desaparición física del «líder» de la «revolución bolivariana».

Reconoce el exministro que tras las elecciones que le dieron la victoria de Nicolás Maduro, elegido de Chávez para su sucesión,  «el distanciamiento de las relaciones con el Presidente electo, comenzó en primer lugar con mi reclamo por la interferencia de unos asesores franceses en la operación del Ministerio de Planificación y Finanzas. En el documento denominado ¨Contraofensiva económica¨ y en otros se documenta de manera detallada la crisis que produjo la subasta de divisas dentro del proceso de la creación del Organo Superior de Administración de Divisas. La actitud por demás absurda por el candidato en ese momento a la Presidencia de la República marcó el sentido de una incomprensión del hecho económico, agobiado tal vez por el avance de la campaña electoral previa al 14 de abril y la grave decisión de desvincularse de la dirección de la economía nacional, la cual estaba atravesando momentos difíciles y de alta complejidad. Todo ello me llevó a escribir una ¨Carta abierta¨ redactada pocos días antes de las elecciones del 14 de abril,  cuyo texto fue conocido por algunas pocas personas a quienes alertaba sobre la gravedad de la situación económica y política del país y sus consecuencias en plazos breves, tales como el desabastecimiento…».

Admite Giordani que «resulta doloroso y alarmante ver una Presidencia que no transmite liderazgo, y que parece querer afirmarlo en la repetición, sin la debida coherencia, de los planteamientos como los formulaba el Comandante Chávez, y en el otorgamiento de recursos masivos a todos quienes lo solicitan sin un programa fiscal encuadrado en una planificación socialista que le de consistencia a las actividades solicitantes. A la vez la política frente a los agentes privados es al menos confusa y las presiones de esos agentes parecen abrir camino a la reinstalación de mecanismos financieros capitalistas que satisfagan los intentos de recapturar excedente petrolero por la vía financiera. A la luz de estos hechos surge una clara sensación de vacío de poder en la Presidencia de la República, y concentración en otros centros de poder, destruyendo la tarea de instituciones como el Ministerio de Finanzas y el Banco Central, y dando por hecho consumado la independencia de PDVSA del poder central».

El extitular de Planificación asegura que no dejará de asumir responsabilidades por lo que vive Venezuela actualmente, un país petrolero con una de las mayores tasas de inflación del planeta, alta escasez de productos de la cesta básica y un panorama de retroceso económico mientras sus países vecinos crecen a tasas importantes.

Tras su salida, se analizan cuáles serán los cambios que traerá esta decisión del gobierno de Maduro para la economía venezolana.

Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM