miércoles, 25 de junio de 2014

Argentina sin dinero para cancelar a los “fondos buitres”

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

presidenta-argentina-crisitna-fernandez

Argentina intenta en Nueva York “congelar” la decisión del juez Thomas Griesa, que la obliga a cancelar de manera inmediata 1.330 millones de dólares, a varios detentores de los llamados “fondos buitres“.

Uno de los mayores acreedores de dichos fondos, el NML, de propiedad del economista Paul Singer, presentó un pedido al juez Griesa para que “rechace” la solicitud cautelar del país sureño.

Argentina sostiene que no tiene para cancelar lo exigido, a pesar de que es solo una parte pequeña, de los 15.000 millones que tiene en demandas.

Por otro lado, de destinar fondos para cancelar lo exigido, lo haría en perjuicio de dejar de pagar los intereses a los acreedores de deuda argentina que aceptaron una reestructuración de sus acreencias, en condiciones más favorables para Argentina. Una buena proporción de esos intereses se vencen este fin de mes, con un período de gracia de 30 días.

Si Argentina no cumple con estos acreedores, caería en una “suspensión” de pagos y sus consecuencias para la credibilidad del país.

Los “fondos buitres“, por el contario, no quisieron entrar en ninguna negociación para reestructurar sus acreencias. Ellos reclaman la totalidad de sus valores que adquirieron y no desean conceder descuentos, como lo hicieron los otros tenedores de valores

En realidad, en esta particularidad reside la esencia de los “fondos buitre”. Estos son capitales de riesgo destinados a comprar en el mercado financiero títulos de deuda pública de países y entidades que están al borde de la quiebra, aprovechando sus bajos valores de mercado (por ejemplo comprando al 20 % o al 30 % de su valor nominal), para luego con el tiempo y a su vencimiento exigir el 100 % de ese valor.  Esto es lo que se llama comprar a “precios basura”. De allí la connotación peyorativa de capitales “buitres”.

Argentina, frente a la decisión del juez Griesa, se dice dispuesta a “negociar”, algo que no había sido posible antes. Sin embargo, persiste en querer obtener “descuentos”.

Por otro lado, Argentina debe salvar un escollo legal que ellos mismos introdujeron, al aprobar una ley que prohibía al Ejecutivo negociar con los acreedores que no aceptaron la “reestructuración” de la deuda, que es el caso de los hoy demandantes “fondos buitres”.

Todo indica, sin embargo, que habrá una negociación, ya que el mismo juez Griesa acaba de nombrar al abogado de Nueva York, Daniel Pollack, quien podría presidir esas posibles negociaciones.

Foto: Captura de pantalla / Youtube