viernes, 4 de julio de 2014

En Salem fue la primera celebración del 4 de julio, día de la Independencia de los Estados Unidos

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

parte-del-viejo-salem,-en-carolina-del-norte

Estados Unidos celebra hoy su 238 aniversario de la proclamación de la independencia de Gran Bretaña, acontecimiento que sucedió en Filadelfia, el 4 de julio de 1776.

Dicha proclama fue redactada casi en su totalidad por Thomas Jefferson, pero revisada por los otros cuatro miembros del Comité de los cinco elegidos para preparar el discurso de ruptura con Gran Bretaña. Estos fueron, John Adams, de Massachusetts; Roger Sherman, de Connecticut; Benjamin Franklin, de Pennsylvania y Robert R. Livingston, de Nueva York.

“Todos los hombres son iguales, y han sido dotados por el Creador con ciertos derechos inalienables; entre ellos el derecho a la vida, la libertad y la consecución de la felicidad».

Este fue uno de los trozos de dicha declaración que han servido también de inspiración para las constituciones de otros países, que se fueron liberando de sus respectivos yugos.

La celebración del Día de la Independencia estadounidense es de vieja data. Según un artículo de The Daily Beast, fue en la comunidad de Salem (la famosa ciudad de las brujas), en Carolina del Norte, donde se realizó la primera celebración por el aniversario patrio estadounidense. Fue el 4 de julio de 1783.

Pero la comunidad de Salem -que ahora forma parte de Winston-Salem en Piedmont North Carolina- celebró de un modo muy recatado, sin la parafernalia de hoy en día. Más bien como un acto de agradecimiento a Dios y por la paz.

Se debe indicar que entonces la población de Salem estaba constituida en su mayoría por protestantes moravos, provenientes de la originaria Moravia, de la hoy Republica Checa. Los moravos eran muy devotos, industriosos, organizados y valoraban la educación sobre todo.

Sin embargo, los moravos no eran amantes de la guerra, sus preceptos además se la prohibían. Aunque muchos de ellos tomaron partida en las filas rebeldes, con el perdón de Dios; otros se las enfilaron a esconderse en los bosques para no ser reclutados.

Por este hecho tal vez los moravos de Salem fueron objeto de acoso y malos tratos por parte de los dos bandos enfrentados en la guerra de la independencia: los británicos y los rebeldes.

Fotos: Captura de pantalla Youtube