lunes, 7 de julio de 2014

¿Qué ocurre con el tenis en Canadá?

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:

Tenistas canadienses

Tres semifinalistas, dos finalistas y un campeón en Wimbledon… Este es el saldo de Canadá en el tercer grand slam del año. ¿Se han preguntado qué está pasando en el tenis local?

En un país donde hablar de deporte es hablar de hockey y otras disciplinas de invierno, los más grandes logros deportivos del 2013 en Canadá fueron en tenis: la entrada de Milos Raonic al top 10, así como su participación en la final del Master de Montreal tras una semifinal 100% canadiense ante Vasek Pospisil, la actuación de la revelación de la WTA, Eugénie Bouchard y el alcanzar las semifinales de la Copa Davis.

Cuando el río suena, piedras trae… y las traía ya en 2012 con la carrera ascendente de Raonic y con los trofeos de Wimbledon en la categoría junior obtenidos por Eugenie Bouchard y Filip Peliwo (quien además gano el US Open ese mismo año).

La “french connection”

A mediados de la década del 2000, la gerencia de Tennis Canada tomó la acertada decisión de reestructurarse y facilitar más recursos financieros para el desarrollo de los jóvenes tenistas locales.

Uno de los primeros pasos fue cuando al entonces Director de Entrenadores Nacionales de la Federación Francesa de Tenis (FFT), el monegasco Louis Borfiga, le ofrecieron convertirse en vicepresidente de desarrollo de élites de Tennis Canada. Ante el reto de crear casi todo de la nada, Borfiga abandonó el cargo que había ocupado por 16 años, en los que había contribuido al desarrollo de talentos como Jo-Wilfrid Tsonga, Gilles Simon o Gaël Monfils.

Como actor principal en la restructuración de Tennis Canada, su primera decisión fue crear un Centro Nacional de Entrenamiento (CNE) para jóvenes de 15 a 19 años, ubicado en el estadio Uniprix de Montreal que se materializó en septiembre de 2007. Uno de los primeros alumnos del centro fue el precoz Raonic. Posteriormente se agregaron programas para categorías menores y se crearon tres centros de entrenamiento regionales.

Su mano derecha es el francés Guillaume Marx, quien se había desempeñado previamente como Director de la Formación de jóvenes promesas de la FFT. En la actualidad ocupa un cargo similar en Canadá, donde tuvo la oportunidad de acompañar a Pospisil desde los 16 años.

El tercer emigrante de la FFT es precisamente el entrenador de Pospisil, Frédéric Frontang, llamado por Borfiga en diciembre de 2012 para ocuparse de la evolución del joven nacido en British Columbia.

Borfiga ha insistido en que los resultados de una nueva estructura que estimulará una actitud más ofensiva en los jugadores, daría sus frutos en varios años. El 13 de marzo de 2011 declaró en una entrevista concedida a la cadena deportiva canadiense RDS que “somos capaces de ubicar de cuatro a seis jugadores en el top 100. Alcanzar ese objetivo sería perfecto y quiere decir que hemos trabajado bien”.

Cómo va el 2014

Por primera vez en la historia, Canadá ha tenido tres cabezas de serie en los tres grandes torneos de 2014: Abierto de Australia, Roland Garros y Wimbledon. Todos ellos (Bouchard, Raonic y Pospisil) vienen de la nueva estructura creada por Borfiga.

Con dos nuevos títulos ATP el año pasado (Bangkok y San José), además de su actuación en Masters de Montreal y en la Copa Davis, Milos Raonic se ha convertido en una de las principales figuras de relevo. A sus 23 años ostenta el puesto 6 de la ATP -el más alto de su carrera- tras las semifinales de Wimbledon.

Aunque menos precoz que su compatriota, Vasek Pospisil tuvo excelentes momentos en 2013: semifinalista impensable en el Masters de Montreal, tras derrotar a Isner, Stepanek y Berdych. Ha comenzado a superar la falta de fortaleza mental con unas buenas actuaciones en las semifinales de Basilea frente a Federer y recientemente en la de Chennai, a pesar de haberse retirado en el segundo set frente a Wawrinka. Sin embargo, una lesión en la espalda contraída en este partido frenó su carrera ascendente.

Quizás su confianza aumente tras lograr este sábado el campeonato de Wimbledon en dobles masculino, junto al estadounidense Jack Sock.

La montrealesa Eugenie Bouchard -revelación de la WTA en 2013- ha demostrado que le gusta jugar bajo presión y no tiene miedo de jugar en las canchas centrales. Su progresión ha sido constante, a tal punto que es la única jugadora que ha participado en semifinales en los tres grand slams del año, además de contar con una legión de admiradores en todo el mundo.

Su participación en la final de mujeres en el templo del tenis londinense le permitió escalar esta semana hasta el puesto 7 del ranking de la WTA.

Otra canadiense figura en el top 100 de la WTA: Sharon Fichman, nacida en Toronto, que ocupa esta semana el puesto 84.

El cuadro de top 100 lo cierra el veterano Frank Dancevic –quien cumplirá 30 años en septiembre-, con la posición 95.

En fin, todo parece indicar que este gran momento no se debe a una receta mágica, sino a un trabajo del día a día con objetivos definidos que con el tiempo se han convertido en algo concreto.

¿Alguien le creyó a Borfiga cuando dijo hace tres años que podían tener de 4 a 6 jugadores en el top 100?

Foto: Facebook / Eugenie Bouchard –  Milos Raonic