miércoles, 9 de julio de 2014

Institucionalidad, comercio internacional y los fondos buitres

Publicado en:
Negocios Quebec-Latinoamérica
Por:
Temas:

Casa Rosada Fondos Buitres

Cuando el Mundial de Fútbol está en su tramo final y se termina la euforia generada por el mismo, varios países de América Latina están en una situación socioeconómica delicada. En Stratekey Canal creemos que las decisiones políticas tendrán un impacto importante en el mediano y largo plazo. Centrémonos brevemente en Brasil, Chile, Argentina y Costa Rica.

Empecemos por el anfitrión del Mundial 2014, Brasil. Uno de los países “estrellas” entre las economías emergentes, gracias a su tamaño, sus riquezas naturales, sus recursos humanos y una política de relaciones públicas a nivel internacional que le ha valido tener una reputación envidiable aunque, como dijo el exministro Caetano Veloso, en un artículo en El País de España, “Se ha creado una imagen positiva de Brasil totalmente exagerada”. En artículos anteriores hemos hablado de la situación económica del país, de las dificultades que tiene para seguir creciendo en gran medida por una falta de “buena institucionalidad”, de “educación cívica” y de una clase política que piensa más en su partido y en las fortunas personales que en su país.

Las cifras muestran que la economía brasileña se ha estancado desde el 2013 ¡a pesar del mundial! Tendremos que esperar para saber realmente cuánto le costaron al brasileño que paga sus impuestos las obras para el Mundial y otros detalles que seguramente saldrán a la luz entre la FIFA y el gobierno de Brasil.

Brasil crecimiento gráfico 

Sigamos con Chile. Un país que es reconocido por sus riquezas minerales, especialmente cobre, sus riquezas marinas y por ser una de las naciones más abiertas al comercio internacional ,con tratados de libre comercio con todas las regiones y/o países relevantes. Cabe resaltar que Chile figura como uno de los países más transparentes y con menos corrupción en Latinoamérica.

Es el primer año de la Presidencia de Bachelet y la opinión pública ya demuestra un descontento importante con sus políticas. Esto ha tomado por sorpresa a un gobierno de izquierda y con mayoría parlamentaria.

La orden de la Presidenta fue salir a defender las políticas. Como dijo el exministro Velasco en su artículo publicado en la Tercera “es un gobierno cuyos objetivos comparto, pero cuyos instrumentos se han quedado cortos… se han emprendido reformas y cambios que no obedecen a las necesidades del Chile de hoy”.

Casi el 60% de los niños de Chile estudia en colegios particulares subvencionados. Eso ocurre no porque los padres sean arribistas, como dijo el ministro de Educación (Nicolás Eyzaguirre). Ocurre porque buscan, con esfuerzo, y muchas veces con la dificultad de financiar un copago, “mejores oportunidades para sus hijos”.

Esperemos que Chile y su clase política –como han demostrado en el pasado- sean pragmáticos.

Argentina como siempre -por buenas o/y malas noticias- es un actor relevante en América Latina y foros internacionales. El clásico ejemplo de un país con el potencial de ser desarrollado y la realidad de ser un país que no deja pasar una sola oportunidad para hacer las cosas mal o muy mal.

Argentina parece hacer todo lo posible y hasta lo imposible por dañar su imagen en el exterior. No solamente en Europa y Norteamérica sino también en la misma América del Sur y hasta con países cuyos gobernantes comparten una visión política similar. Los exabruptos, roces y hasta litigios in la Corte Internacional de la Haya con países vecinos son conocidos por todos los que siguen las noticias del continente. Con los únicos países con el que el gobierno de la presidenta Fernández parece llevarse bien son: Cuba y Venezuela ¿Coincidencia? Difícil de creer.

¿Qué ha cambiado en las últimas semanas? Si hacemos una encuesta, probablemente hay dos situaciones que llaman la atención con respecto a Argentina:

  1. La selección de fútbol  está en camino a ganar un campeonato después de 24 años de sequía, tras clasificar este miércoles a la final.
  2. Argentina puede caer en su segundo default (técnico) en 13 años.

Dejemos el fútbol para la charla de café. En cuanto a la probabilidad de que Argentina caiga en default es baja, siempre y cuando la cordura y sentido común prevalezcan sobre la irracionalidad –un supuesto no menor en Argentina-.

Repasemos brevemente por qué Argentina llegó hasta esta situación. La respuesta corta es por impericia y soberbia, privilegiando el efecto interno y la lógica de confrontación. El gobierno argentino pensó que podía seguir dilatando las acciones judiciales en los EE UU. Se dieron cuenta de forma tardía que la justicia en algunos países no funciona como en Argentina: al capricho del gobierno de turno.

Vale la pena recordar que, en el 2003, mucho políticos aplaudieron alegremente cuando el Presidente Duhalde anunció que no se iba a pagar. Hace nueve años el gobierno argentino concretó la reestructuración de su deuda soberana. Se logró una quita importante que tuvo como contracara la necesidad de una compensación adicional -un cupón ligado al crecimiento del producto bruto- que tuvo un costo elevado, entre otras razones, por la manipulación de las estadísticas por parte del gobierno (INDEC).

Además, en ese momento, se incluyeron cláusulas legales que han resultado inconvenientes, tales como impedir la reapertura del canje y la inclusión de la cláusula RUFO (Rights Upon Future Offers), que hace extensiva a quienes ingresaron al canje cualquier mejora que el Gobierno ofrezca voluntariamente a los bonistas que no ingresaron a las restructuraciones de deuda (los holdouts).

Por otro lado, al no estar los bonos reestructurados sujetos a una cláusula de acción colectiva, los bonistas que no quisieron entrar al canje no estuvieron obligados a acatar la aceptación de la mayoría: después de la 2da apertura en el 2010 sólo quedo un 7% de holdouts.

Argentina PIB crecimiento

Por más que el fantasma del default sea nocivo para la Argentina, no es el mayor de sus problemas.

Hay una clara crisis institucional y política por los sonados casos de corrupción que incluyen al vicepresidente de la nación. A esto se le suma que la economía Argentina está en recesión, los despidos se han incrementado, la única fuente de entrada de dólares/divisas extranjeras -que es el agro- está siendo castigada por el gobierno por rencillas internas.

Como si esto fuera poco, la Organización Mundial de Comercio le comunicó al gobierno argentino los 43 países que presentaron en 2012 quejas contra la Argentina, por los diversos mecanismos de trabas a la importación de productos, y que pueden tomar medidas de retaliación o espejo. Algunos analistas hablan de que el Banco Central de Argentina podría dejar de percibir entre USD 5.000 y 10.000 millones por exportaciones rechazadas.

Cuando todos los vecinos de la Argentina están emitiendo deuda en los mercados a tasas inferiores al 5% y con la soja cotizando a más de 500 dólares por tonelada, la Argentina ha ingresado en la cuenta regresiva para evitar un nuevo default.

Finalmente hablemos brevemente de Costa Rica. ¿Por qué Costa Rica? Porque su presidente, Luis Guillermo Solís, ¡ha firmado un decreto que prohíbe la exhibición de su retrato en las oficinas públicas y que ordena no incluir su nombre en las placas inaugurales de obras públicas!

Stratekey Canal se especializa en asesorar empresas principalmente dentro del rubro Agroindustrial sobre la mejor manera de optimizar la “Supply Chain” e integrar las distintas facetas de “Business Intelligence” para mejorar la toma de decisiones.

Cualquier duda o comentario, por favor no duden en comunicarse con nosotros vía email Sebastian@StratekeyCanal.ca / Christian@StratekeyCanal.ca o por los  teléfonos: +1 514 803 4090 / +1 514 557 6090.

Twitter: @Christian_keen /@Sebavicto 

Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM (Casa Rosada, sede del gobierno argentino)