miércoles, 16 de julio de 2014

Inmuebles comerciales: Reparaciones vs. Mejoras

Publicado en:
Números legales
Por:
Temas:

reparaciones renovaciones

Las personas de negocios (trabajadores autónomos) o corporaciones que son propietarias de inmuebles destinados a uso comercial y que deciden efectuar renovaciones al inmueble, deben evaluar si los cambios que se realizaron son reparaciones o mejoras.

¿Por qué es importante saber si el cambio ha sido una reparación o una mejora? Porque el primero es deducible de los impuestos como gastos corrientes mientras que el segundo es capitalizable y la deducción impositiva se toma vía amortización fiscal del activo según las reglas fiscales vigentes.

Las reparaciones representan un cambio que no altera la naturaleza de la cosa, mientras que las mejoras representan un cambio que altera la naturaleza de las cosas. En el último supuesto, estamos en presencia de una mejora en capital.

Se deben considerar los siguientes criterios para determinar la naturaleza de la renovación:

  • El beneficio de la renovación es a corto o largo plazo
  • La renovación es para mantener o mejorar la propiedad

Veamos. Por ejemplo: cambio del piso por encontrarse en malas condiciones. Si se cambian cerámicas rotas por cerámicas nuevas, estamos frente a un caso de reparaciones y por lo tanto, deducible como gasto corriente. En este caso se mantuvo la naturaleza de los pisos.

En cambio, si se hacen cambios estructurales como cambios de ventanas, cableados nuevos, estos gastos son capitalizables ya que mejoran la propiedad y su beneficio es durable.

Asimismo, hay que considerar los diferentes créditos fiscales ofrecidos por el Gobierno Federal y provincial en casos, por ejemplo, de renovaciones ecológicas.

El artículo ha sido escrito a título informativo y por ello recomendamos a las  personas de negocio que se asesoren con su contador y abogado de confianza.

Por cualquier consulta, pueden contactar a: davila.malejandra@gmail.com.

Foto: Flickr / ICM Group (CC)