lunes, 21 de julio de 2014

El CTI preocupado por proyecto de ley que vulnera derechos laborales de los trabajadores inmigrantes

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

trabajadores inmigrantes CTI Montreal

El vocero del Centro de Trabajadores Inmigrantes (CTI), Noé Arteaga, realizó una conferencia de prensa este domingo, para expresar las inquietudes de la organización en torno al proyecto de Ley No 8, que representa modificaciones a la Ley del Trabajo de Quebec. La preocupación se concentra sobre las disposiciones  previstas para los trabajadores de las empresas agrícolas que “emplean menos de tres trabajadores de manera ordinaria y continua”.

El proyecto de ley, conocida como Ley No 8, genera profundas preocupaciones en las organizaciones que trabajan en defensa de los derechos humanos, del trabajo y de los empleados que provienen del extranjero.

“Estas modificaciones excluyen de la legislación las competencias para que los trabajadores extranjeros temporales puedan sindicalizarse y defender sus derechos frente a los empleadores”, se lee en un comunicado de prensa enviado por el CTI.

proyecto Ley 8 Quebec trabajadores temporales extranjerosPara Arteaga “se trata de un proceso de gradual incremento de la esfera privada de las relaciones, otorgando aún mayor poder a los empleadores agrícolas y generando aún mayor vulnerabilidad en los trabajadores

Este proyecto de ley fue presentado a finales de la sesión parlamentaria por el nuevo ministro de Trabajo, Sam Hamad.

Según el vocero del CTI, estas modificaciones “están siendo propuestas atentando directamente contra los derechos de los trabajadores agrícolas, cuya gran parte, si no la mayoría, está compuesta de trabajadores temporales extranjeros”.

Más allá de la preocupación sobre la imposibilidad de sindicalizarse, los trabajadores migrantes también destacan la propuesta en la que se especifica que el empleador debe dar a la asociación de empleados una oportunidad razonable para realizar representaciones para dialogar sobre las condiciones de trabajo de sus miembros.

“Fuera de la ambigüedad de términos como ‘oportunidad razonable’, en la práctica esto significa que los trabajadores ya no tienen la opción de dialogar y negociar con sus empleadores sobre cuestiones referentes al salario, a la seguridad social, tampoco tienen derecho a huelga, dado que la representación de los trabajadores termina siendo informalizada al ser excluida de la legislación que certifica su libre asociación y su derecho a asumir medidas de presión ante los abusos de los empleadores”, asevera el CTI.

Para Arteaga, las disposiciones en este proyecto de ley deteriorarán aún más la posición de los empleados, incrementando su vulnerabilidad frente a sus empleadores y mermando así sus posibilidades de exigir mejoras reales en las condiciones de trabajo.

 Foto: Cortesía Noé Arteaga – Captura de pantalla