viernes, 25 de julio de 2014

Canadá redujo su déficit en el inicio del año fiscal y se encamina hacia su meta de equilibrio

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Billetes dólares canadienses

El Gobierno Federal presentó este viernes sus más recientes números en cuanto al estado de las finanzas de Canadá y el panorama parece positivo para las expectativas de Ottawa.

El ministro de Finanzas, Joe Oliver, presentó el reporte fiscal para los meses de abril y mayo, que dieron inicio al año fiscal 2014-2015 del gobierno, uno de los más importantes, pues esperan haber eliminado el déficit para el final de estos 12 meses.

Canadá registró un déficit de $1,15 millardos durante el periodo de estos dos meses, lo cual representa un avance significativo en relación a la cifra de $2,7 millardos de 2013 durante este mismo periodo.

Si se desglosa en meses separados, el país tuvo un déficit de $1,4 milardos en abril, mientras que en mayo se registró un superávit de $267 millones.

¿De dónde vino el dinero?

Según señala el reporte del Gobierno Federal, la causa principal de esta cifras fueron los ingresos por impuestos a la renta. En el caso de los tributos pagados por empresas se registró un aumento de $600 millones en relación al año anterior (12,1%), mientras que en los impuestos a individuos el incremento fue de 3,9%, lo que representó un avance de $800 millones.

En cuanto a los gastos, el gobierno de Stephen Harper se mantuvo fiel a las políticas de austeridad que ha venido impulsando en los últimos años. Canadá registró un tímido aumento (0,6%) en sus desembolsos ($200 millones). Esto es consecuencia, en parte, de las reducciones que se han venido realizando en numerosos niveles del gobierno (-2,9%), que compensaron el aumento de 2,7% en gastos directos a personas, a través de programas sociales, jubilaciones, etc.

¿Qué significa esto?

Para la administración de Stephen Harper estas cifras son importantes no sólo desde el aspecto económico, sino también político. Los conservadores necesitan cumplir la promesa hecha en 2011 de equilibrar sus finanzas para 2015 y poder así iniciar un proceso de reducción de impuestos a los ciudadanos, tal como lo dijo el primer ministro.

Además, las elecciones federales serán unos siete meses después de que termine el actual año fiscal, por lo que una promesa cumplida, o no, de parte del actual gobierno podría ser pieza fundamental de la campaña.

A pesar de lo positivo de las cifras presentadas hoy, el ministro Oliver tendrá que seguir de cerca algunos indicadores que no han sido tan positivo. Hace unos días el Banco de Canadá ajustó a la baja sus proyecciones de crecimiento, mientras que las cifras de empleo siguen estando por debajo de las expectativas.

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM