lunes, 28 de julio de 2014

Selección y admisión: nociones claves para comprender las leyes de inmigración de Canadá (sobre todo las de Quebec)

Publicado en:
Lente jurídico
Por:
Temas:

Costo del CSQ se duplicará a partir del 1° de abril de 2012

El sistema legal que rige la inmigración hacia Canadá encierra no pocas complejidades. Para comprobarlo, basta visitar el sitio en Internet de las autoridades federales de inmigración de Canadá (CIC, por sus siglas en inglés y en francés). Esta complejidad se agudiza cuando se trata de la inmigración hacia Quebec.

¿Nunca le ha pasado que después de buscar y buscar en el sitio de CIC un enlace lo lleva a la página web de Inmigración Quebec y viceversa? Lo mismo puede haberle pasado si ha consultado los sitios en Internet de las autoridades de inmigración de otras provincias, como por ejemplo Ontario, Alberta, Columbia Británica, Nuevo Brunswick o Nueva Escocia. ¿Por qué hay autoridades de inmigración a nivel federal y otras a nivel provincial? ¿Cuáles son las funciones y potestades respectivas de cada una?

En nuestro quehacer diario, constatamos que muchas de las preguntas de nuestros clientes encuentran respuesta tras una breve explicación de la distinción entre las etapas de selección y admisión que comprende por lo general el proceso de inmigración hacia Canadá.

Competencia compartida

En materia de inmigración, las competencias y atribuciones legales de las autoridades están compartidas entre los niveles federal y provincial de gobierno. Los términos de dicha compartición son particulares a cada provincia, pues dependen de los convenios existentes entre el gobierno federal y el de las diferentes provincias.

En el caso de Quebec, a diferencia de todas las demás provincias, la repartición de competencias es mucho más pronunciada. En líneas generales, la diferencia es que Quebec cuenta con ciertas atribuciones que son exclusivas de toda intervención federal, mientras que las demás provincias tienen sólo áreas de competencia concurrente.

Selección

Una de las competencias atribuidas a las provincias es la selección de candidatos a la inmigración permanente bajo criterios socio-económicos.

En el caso de Quebec, esta competencia es exclusiva. Por esta razón, los candidatos a la inmigración permanente que desean establecerse en la provincia de Quebec deben necesariamente cumplir con los requisitos y ser seleccionados de conformidad con las reglas y criterios previstos en las leyes de esta provincia.

La competencia de selección de Quebec existe principalmente en cuanto a los candidatos a la inmigración permanente de carácter económico, es decir, aquellos que deben dedicarse a una actividad económica (ocupar un empleo, emprender o invertir).  Así, la potestad de selección no existe en la mayoría de los casos de asilo o refugio ni en materia de reunificación familiar (apadrinamientos).

En Quebec, la selección de candidatos a la inmigración económica comprende cuatro categorías básicas: trabajadores calificados, trabajadores autónomos, empresarios e inversionistas. Las reglas de selección prescriben por lo general un sistema de puntos que se le atribuyen al candidato en función de varios criterios, como por ejemplo su nivel y área de instrucción, su experiencia laboral, su edad, la composición de su familia, sus conocimientos de francés e inglés, sus haberes patrimoniales, sus proyectos laborales o empresariales, etc. También existen programas de selección simplificados destinados a estudiantes extranjeros graduados en Quebec y a trabajadores con experiencia de trabajo en Quebec (el llamado Programa Experiencia Quebec o PEQ por sus siglas en francés).

En el caso de las otras provincias que cuentan con competencias equivalentes en materia de selección, las mismas son ejercidas de manera concurrente con el gobierno federal. Este es el caso de los llamados programas de “designación provincial”, los cuales coexisten con los programas federales de inmigración económica.

Admisión

Por su parte, la llamada admisión al territorio es completamente diferente a la selección. Una vez seleccionado el inmigrante bajo alguno de los programas de selección, corresponde verificar si el candidato cumple con las normas aplicables en materia de salud, seguridad y criminalidad y otras exigencias de la legislación de inmigración.

La competencia en materia de admisión corresponde exclusivamente al gobierno federal de Canadá. Por lo tanto, el hecho de que un candidato a la inmigración permanente haya sido exitosamente seleccionado bajo un programa de selección provincial, no le garantiza la admisión al territorio.

En la práctica, cuando el proceso de selección se efectúa bajo algún programa provincial, el trámite para obtener la residencia permanente comprende dos etapas. Primero se le dirige una solicitud a la autoridad provincial para el otorgamiento de un certificado de selección o designación (en Quebec se llama Certificado de Selección de Quebec o CSQ por sus siglas en francés). Luego se cursa una solicitud de residencia permanente ante las autoridades federales para que éstas resuelvan sobre la admisión.

Cuando existe una causa de inadmisibilidad, las autoridades federales rechazarán la solicitud de  residencia permanente, independientemente de que el candidato haya obtenido la selección provincial.

Es más, las causas de inadmisibilidad no solamente conllevan el rechazo de la solicitud de residencia permanente; también pueden acarrear una prohibición de entrada a Canadá o bien una expulsión.

Entre las causas de inadmisibilidad previstas en la ley pueden mencionarse las siguientes:

  • Razones de seguridad (p. ej. espionaje, subversión, participación en golpes de estado, violencia, terrorismo, pertenencia a organizaciones involucradas en tales hechos)
  • Violaciones de derecho internacional o a los derechos humanos (p. ej. crímenes de guerra o de lesa humanidad, etc.)
  •  Condenas criminales (dependiendo de la gravedad)
  • Razones de salud, cuando el estado de salud de la persona constituye una amenaza para la salud o la seguridad públicas, o cuando resultaría en una importante carga económica para los servicios públicos de salud o de asistencia social.
  • Motivos financieros, si la persona no está en capacidad de asumir sus gastos de manutención (en la medida exigida por la ley dependiendo de los programas de inmigración).
  • Falsas declaraciones, es decir proporcionar información falsa u omitir información relevante para la toma de decisiones por parte de las autoridades de inmigración.
  • Alguna otra violación a las normas de las leyes de inmigración (p. ej., en el caso de un residente permanente, no cumplir con los requerimientos de residencia efectiva en Canadá)

Así, aún cuando la persona obtenga la visa o el estatus de residente permanente, una causa de inadmisibilidad sobrevenida (o descubierta posteriormente) puede acarrear que le nieguen la entrada al país, que le revoquen la residencia permanente e incluso que la deporten.

Al momento de evaluar la factibilidad de un proyecto de inmigración, no hay que olvidar que los factores de selección no son los únicos que deben considerarse; también es necesario tener en cuenta las causas de inadmisibilidad. Lo prudente es realizar este análisis completo antes de iniciar el proceso, ya que los problemas de admisibilidad sólo surgen al final del trámite (cuando ya se han invertido mucho tiempo, dinero y energías). Como dice el refrán: de qué vale tanto nadar para morir en la orilla.

El contenido de este blog y los conceptos y pareceres expresados por su autor (incluyendo las respuestas a las preguntas de los comentaristas) sólo se refieren a problemas o cuestiones de carácter general, tienen una finalidad puramente informativa y no constituyen opinión ni consejo jurídico ni pueden dan lugar al nacimiento de una relación profesional abogado-cliente.

Para más información sobre los temas tratados en este blog o sobre nuestros servicios legales, llámenos al 514 907-3231 (ext. 101), escríbanos a orodriguez@wmr-law.com, o a través de la GuíaNM.

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM