viernes, 1 de agosto de 2014

850 calorías al día: la idea de un montrealés para entender los recortes de alimentos en África

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

850 calories montreal

El pasado 1ro de julio, mientras casi todo el planeta veía el Mundial 2014, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados anunciaba que unas 800.000 personas en África estaban afectadas por los recortes en las provisiones de alimentos.

En el caso de Chad, la República Centroafricana y Sudán del Sur unos 450.000 refugiados vieron sus raciones de comida reducirse en 50%. Todo por la falta de fondos que las agencias, manejadas por la ONU, están enfrentando.

¿Qué significa esto? Que cientos de miles de personas -cerca de la mitad niños- están viviendo con 850 calorías al día.

Francisco Toro fue uno de los que estaba viendo el Mundial cuando vio el comunicado de la UNHCR (por sus siglas en inglés) y desde entonces el tema se le quedó sembrado en la cabeza, echando raíces, sin irse. Por eso decidió hacer algo.

Toro, nacido en Venezuela pero que vive desde hace varios años en Montreal, ideó una estrategia para dar a conocer esta realidad y poder generar presión en busca de soluciones.

«Cuando saqué los cálculos y vi que eran 850 calorías dije ‘están locos’, sería tener hambruna dentro de la ONU», explica a través del teléfono durante una conversación con NM. «Es difícil para la gente sentir la empatía sobre cómo viven los refugiados en África. Son invisibles».

El reto

Página web, investigación y un plan. Toro abrió 850calories.com y lanzó el reto: que la gente asuma el mismo régimen alimenticio que unos 450.000 refugiados africanos están experimentando desde hace meses y,  sobre la base de sus experiencias, propaguen el mensaje y lograr así que ocupe más espacio en la opinión pública.

En principio pensó en diseñarlo como un reto de varios días, pero en la actualidad cree que un día es suficiente para entender la magnitud del problema.

Este gráfico explica con detalles el tipo de alimentación que están teniendo estos refugiados:

  • 3/4 de taza de granos (sorgo es lo que la ONU ofrece)
  • Dos cucharadas de lentejas
  • Casi dos cucharaditas de aceite
  • Una cucharadita de azúcar y una de sal

Eso es todo lo que comen al día las personas bajo protección de la ONU en varios países de África.

Raciones Refugiados África

Toro aguantó poco más de un día. «Lo primero que descubres es que es imposible vivir con 850 calorías«, explica. «En mi caso me sentí mal físicamente y eso que no se toma en cuenta los factores que esas personas viven, calor, etc».

La solución

Cuando se pregunta por la solución, Toro suelta una risa irónica. El UNHCR y el Programa Mundial de Alimentos se encuentran en esta situación por sólo $186 millones («suena mucho pero es poco», dice Toro), los cuales no han llegado en forma de donaciones de gobiernos o privados para poder cumplir con el presupuesto que el organismo maneja.

Pero no se trata de mala intención o desinterés, sino de una poca comprensión de la magnitud del problema. «Lo que uno tiene que entender es que estas agencias han crecido bastante», dice Toro. «En 2000 tenían un presupuesto bajo, que casi se ha triplicado en 15 años».

De hecho, en el 2000 el Programa Mundial de Alimentos contaba con $1.700 millones en donaciones y para 2010 ya estaba en $3.800 millones.

«Pero el problema es que las necesidades han explotado a gran escala. Si el presupuesto se ha triplicado, las necesidades se han quintuplicado«, señala Toro. «Y muchas de estas crisis vienen por el cambio climático. Sequías que eran cada 20 años ahora son cada cinco años (…) el tifón en las Filipinas, emergencias de alto nivel y no es momentáneo, esto va a seguir».

 ¿Cómo ayudar?

Francisco Toro busca que este problema sea debatido, sea reseñado y sea parte de la agenda pública en todo el mundo, lo cual serviría de método de presión sobre los que toman las decisiones, los que empujan esa diplomacia necesaria que hace aparecer el dinero.

También busca voluntarios y para eso ha estado en contacto con grupos estudiantiles de Montreal. «Hay gente interesada, grupos en McGill y la UQAM«. Busca gente que lo ayude a correr la voz sobre un problema que parece no tener rostro para muchos.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Foto vía 850calories.com