viernes, 1 de agosto de 2014

CRTC activa medidas para impulsar más competencia en las comunicaciones inalámbricas

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Rogers Logo

La Comisión de Radio-Televisión y Telecomunicaciones de Canadá (CRTC) prohibió a las empresas que prestan servicios inalámbricos en el país la imposición de condiciones de exclusividad en contratos, que venía obligando a las compañías más pequeñas usar redes de roaming más costosas.

El objetivo, dijo la CRTC este jueves, es buscar más competencia en este mercado.

VER TAMBIÉN: 

Organizaciones de consumidores y de pequeñas empresas han estado pidiéndole a Ottawa que tome medidas para prevenir que las tres grandes empresas que dominan este sector en Canadá abusen de su poder de mercado.

En diciembre pasado, esta comisión inició un período de consultas públicas para ver si algunas de estas empresas estaban imponiendo términos injustos o condiciones y tarifas discriminatorias, a las compañías más pequeñas.

Para la CRTC hay “claras evidencias de discriminación injusta” por parte de Rogers Inc., a través de la llamada Communications Parnertship.

Esto quiere decir que Rogers impuso cláusulas de exclusividad en los acuerdos de roaming que no permitían a las empresas pequeñas que prestan servicios inalámbricos usar redes de cualquier otra firma, explicó el ente.

Posteriormente, Rogers cobraba a las compañías tarifas superiores (por el roaming) en comparación con los precios que otras empresas ofrecían.

“La competencia en este sector beneficia a la sociedad y a la economía, pues permite ofrecer servicios de comunicaciones innovadores y a precios razonables”, señaló a través de un comunicado Jean-Pierre Blais, director de la CRTC.

Actualmente, la comisión está evaluando la competencia en este mercado y está planificando iniciar consultas públicas a finales del mes entrante.

Mientras tanto, envió una carta a todas las empresas que atienden este sector, preguntándoles cómo establecen sus topes en las tarifas de roaming.

Para el grupo de OpenMedia.ca es necesario -para que los canadienses paguen menos por estos servicios- “ un campo de juego para todos los proveedores, grandes y pequeños (…) Ahora el ministro de Industrias (James) Moore y la CRTC necesitan realizar pasos lógicos y considerar redes completamente abiertas, separándolas de las gigantes de las telecomunicaciones”.

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM