miércoles, 6 de agosto de 2014

Argentina: Aún son buscados 400 nietos por parte de las Abuelas de Plaza de Mayo

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Estela de Carlotto Abuela plaza de mayo nietos

Aún son buscados 400 nietos. Las Abuelas de Plaza de Mayo aseguran que es la cantidad que aún queda por recuperar. En 36 años han sido recuperadas la identidad de 114 niños secuestrados. El nieto de la presidenta de la asociación, Estela de Carlotto, decidió en julio de este año someterse a unas pruebas de ADN y el mundo supo este martes que las pruebas eran positivas. Ignacio Hurban es Guido de Carlotto, hijo de Laura de Carlotto y Walmir Oscar Montoya, dos guerrilleros secuestrados y asesinados durante la dictadura militar de Argentina (1976-1983).

La noticia del hallazgo ha sido el mejor motor para recomenzar la búsqueda por parte de las abuelas, que en su mayoría tienen más de 70 años de edad.

Las representantes de la asociación han recibido decenas de llamadas de personas interesadas en practicarse las pruebas de ADN. 

Para julio de 2012, la cifra de nietos recuperados era de 105, lo que evidencia que en dos años se han recuperado nueve identidades más.

De Carlotto explicó este martes las razones que pueden llevar a muchos nietos a no acudir a la organización. Unos porque tienen cariño y hasta una especie de deuda con quienes los criaron. “Porque ellos les pasan esa sensación de ‘cómo ahora me vas a denunciar, si yo te crié y yo te di de comer (…) Como si fuera que les hicieron un favor, cuando tenían que haberlos dejado criar con su familia, que nunca fue abandonado. Y los chicos, por reciprocidad, dicen que no vienen porque no quieren que lleven a la cárcel a quienes los robaron. Y se acercan a veces cuando ellos mueren. Y a veces es un poco tarde, porque el abuelo real, la abuela real, se muere también”, explicó.

Ahora, al nieto de Estela de Carlotto le queda mucho por hacer. Debe rearmar el rompecabezas de su secuestro, pues aún quedan muchas preguntas al aire, entre ellas, cómo fue posible que el bebé llegara entonces a la localidad donde fue criado, a 308 km al sur de Buenos Aires, la capital argentina.

Para de Carlotto es evidente que hay que hacer las investigaciones correspondientes pues “está todo en incógnita”. “Alguien lo llevó a Olavarría cuando se lo quitan de los brazos a Laura (hija de Estela de Carlotto), una persona que tiene nombre y apellido pero que ya no vive. Eso va a estar en manos de la Justicia”, aseveró al respecto.

Sobre quienes criaron a su nieto, la presidenta de la asociación aseveró que “lo deben haber criado en el campo, a lo mejor gente que ignoró totalmente porque eran peones, gente muy buena. Porque si él es bueno y está bien, es por algo”.

En este punto es necesario recordar que los padres adoptivos de Guido son Clemente Hurban y Juana. Clemente trabajaba como un peón en una zona rural del país suramericano.

Foto: Captura de pantalla / YouTube