viernes, 15 de agosto de 2014

“No podíamos solos”: Cónsul de México en Montreal habla sobre la histórica reforma energética

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Consul México Montreal Francisco del Río

México vivió esta semana uno de los episodios más importantes de su historia moderna al poner en marcha la tan hablada y debatida reforma energética.

Quienes la apoyan la ven como la puerta hacia una nueva etapa de prosperidad para la nación norteamericana. Para los críticos le quita prominencia al Estado en detrimento del capital privado y en muchos casos, extranjero.

Un tema tan trascendental tiene ramificaciones en todas latitudes, incluso Canadá. Por eso el cónsul de México en Montreal, Francisco del Río, atendió a NM para hablar sobre esta reforma, sus intenciones y explicar sus beneficios.

“Lo que busca el gobierno mexicano es el bienestar de su gente“, dice el cónsul en varios momentos de la entrevista. Al mismo tiempo admite que la necesidad de acelerar el crecimiento es la principal motivación que llevó al presidente Enrique Peña Nieto a impulsar esta reforma constitucional por todo lo largo del sistema político mexicano.

“México vio que en los últimos 10 años había caído mucho la producción de petróleo, porque nuestros pozos estaban llegando a un nivel de maduración y no rendían. Además el precio del gas estaba subiendo”, explica del Río. “Ahora, lo que se vio es que no podíamos solos. Por ejemplo, encontramos que hay en México unos mantos importantes de gas de lutita, por lo que se necesita una tecnología especial y sobre todo una gran financiación para poder llegar a esos recursos”.

Todo esto llevó a México a cambiar las reglas de juego, especialmente las del protagonista principal del petróleo mexicano: Pemex.

El cónsul explica que Pemex cambiará, no será más una empresa paraestatal, sino una empresa propiedad del Estado. Sus responsabilidades fiscales, su administración y las cuentas que tenga que rendir, se harán como las hace cualquier otra empresa que quiera explotar recursos energéticos en México.

“Es una empresa de un solo accionista, el Estado. Todo el régimen fiscal cambió y ahora tiene que pagar impuestos sobre la renta, regalías, etc”, dice el cónsul del Río.

Por otra parte, el nuevo rol que tendrá la inversión privada permitirá agregar nuevos actores al sector, con lo que aumentará la producción y la competencia, y en consecuencia, los precios de muchos servicios -que el cónsul admite estaban subiendo de manera muy rápida- podrán controlarse e incluso reducirse.

Sentido de urgencia

El presidente Peña Nieto dijo en muchas oportunidades que se tenía que “acelerar” el proceso de reforma energética. ¿Por qué?

Porque estamos necesitados de crecimiento“, señala el cónsul. “Tenemos una calificación de A3, tenemos reservas, controlamos la inflación, pero ¿por qué no crecemos?” Para el cónsul la fórmula es sencilla: “La población es joven y necesitamos de la creación de empleos, además, es cierto, estamos rezagados en varios sectores como la pobreza”.

Ante este escenario, junto a las modestas proyecciones de crecimiento, el gobierno mexicano considera perfecto el momento para llevar al país al siguiente nivel.

El rol canadiense

El cónsul Francisco del Río destaca que México, Canadá y Estados Unidos son “socios, amigos y aliados”, por lo que esta nueva reforma puede significar buenas noticias para la región.

“El Tratado de Libre Comercio seguirá funcionando. No hay nada en la reforma que favorezca a un país u otro”, explica. “Ahora, nosotros pensamos que Canadá y Estados Unidos van a tener un interés prioritario en acercarse a estos nuevos mercados -petróleo, gas, electricidad- porque hay una enorme experiencia en Canadá, por ejemplo”.

Son tres países que se conocen bien y que en los últimos años parece -más que nunca- estar alineados en sus visiones. Canadá ha pisado el acelerador en el desarrollo del sector petrolero, en medio de fuertes críticas, eso sí. Estados Unidos ha hecho lo propio. “Va a ser un exportador neto”, admite el cónsul.

“Van a enfrentarse estos tres países que tienen una visión común de aumentar la oferta y disminuir así el precio”.

Presidente Mexico Enrique Peña Nieto

Foto: Presidencia México

Una respuesta a las críticas

La magnitud de la reforma energética de México ha sido proporcional a los gritos de rechazo de sus críticos. “El país se vendió a las empresas privadas extranjeras”, “el medio ambiente será el más afectado”. Esos son algunos de los puntos que generan dudas a un sector de la población.

El cónsul del Río no duda en responder. “Para empezar, esto es producto de un ejercicio democrático. Hubo mayorías muy claras en la Cámara de senadores como en la Cámara de diputados”, dice. “Además, está dotado de muchos elementos para poder garantizar la transparencia. Todos los controles se podrán ver en internet, las licitaciones serán vistas en vivo, todo para no dejar dudas”.

Pero para el representante del gobierno mexicano la lucha va más allá. “Lo que no se puede combatir son las ideologías. Hay partidos de un lado y del otro con ideologías concretas, por lo que no habrá manera de convencerlos por más que uno les muestre las cuentas. Simplemente la situación en México en materia energética era insostenible“, señala, argumentando que de no haberse tomado estas medidas, México sería un importador neto de energía en cinco años, según su opinión.

Con la creación del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y Desarrollo el gobierno espera convertir los ingresos petroleros en inversiones para el país. Esto se manejará como una cuenta de ahorros, con una parte financiando el funcionamiento del gobierno y el resto retroalimentándose para financiar proyectos.

“Cuando llegue a 3,5% del PIB y se empiece a generar excedentes, el 40% irán de nuevo a la cuenta, el 60% serán utilizados en programas de desarrollo, desde becas, hasta carreteras y universidades”, explica el cónsul, repitiendo una vez más que la meta es “el bienestar de todos los mexicanos”, aunque agrega que no se trata de sólo los residenciados en su país natal.

Como cónsul, del Río vela por los intereses de sus compatriotas en Quebec y parte del este de Canadá. Por todos esos mexicanos que decidieron dejar su país en busca de mejores condiciones. “Nos duele que se vayan los mexicanos, porque se están yendo mexicanos muy valiosos, por lo que queremos crear condiciones en México para que no salgan”.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM