martes, 2 de septiembre de 2014

«Pequeño pero considerable» número de canadienses se ha sumado a actividades terroristas en el exterior

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Terrorismo en Canadá Ministerio de Seguridad Pública reporte 2014

Para ver la imagen en grande hacer click sobre ella

El Gobierno canadiense publicó el pasado 29 de agosto el Reporte Público de Amenazas Terroristas a Canadá correspondiente al año 2014 y en éste se asevera que los “viajeros extremistas” siguen siendo un tema de preocupación creciente.

Ya en 2013 las autoridades canadienses publicaron un reporte en que el que se especificó las estrategias del país para combatir el terrorismo, que guían a los departamentos federales y a las agencia para “prevenir, detectar, descartar y responder” ante las amenazas terroristas”.

“Se ha probado que (las estrategias) han sido una herramienta efectiva en el combate permanente contra el terrorismo”, se lee en un comunicado de prensa emitido por el Ministerio de Seguridad Pública de la nación.

Ese trabajo también ha servido como guía a la respuesta gubernamental ante lo que consideran un tema que cada vez cobra más importancia: el de los viajeros extremistas que realizan actividades vinculadas al terrorismo en cualquier parte del mundo, sobre el cual se hace más profundidad en el reporte de este año.

En el estudio se especifica que durante el año 2013 se vio cómo un pequeño número de ciudadanos con conexiones canadienses viajaron fuera del país para sumarse a actividades terroristas, “poniendo en riesgo vidas y afectando la reputación del país. Estos viajeros extremistas se vinculan a actividades que van desde la recaudación de fondos y el entrenamiento, hasta el apoyo a grupos terroristas”.

Cabe recordar en este punto que la Ley de Lucha contra el Terrorismo, que entró en vigencia el 15 de julio de 2013, prevé como un delito criminal el dejar de Canadá para sumarse a actividades terroristas.

El reporte destaca lo siguiente:

  • Ha sido pequeño, pero considerable, el número de canadienses extremistas que han salido del país para participar en actividades terroristas en zonas de conflicto, como Siria, Somalia y Afganistán (2013), siendo Siria el “principal destino”.
  • El gobierno, también en 2013, enlistó seis entidades bajo el Código Criminal por estar asociadas al terrorismo. Esto facilita la identificación y el enjuiciamiento a personas que apoyan el terrorismo.
  • De acuerdo con estadísticas de EE UU (2013) se cometieron más de 9.700 actos terroristas en 93 países. En éstos fallecieron más de 18.000 personas, 33.000 resultaron heridas y 3.000 fueron secuestradas o tomadas como rehén. 57% de los incidentes fueron reportados en Irak, Pakistán y Afganistán.
  • Canadá, Estados Unidos y otros países siguen estando en la mira de grupos como Al Qaeda. Hasta ahora se han perpetrado pequeños ataques por particulares o pequeños grupos, pero en buena medida, inspirados por la ideología de Al Qaeda. El caso del ataque perpetrado en pleno maratón de Boston en 2013 sirve de recordatorio sobre los ataques que pueden suceder en el continente americano.
  • Canadá sigue en riesgo ante la presencia de extremistas violentos. En 2013, cuatro personas fueron arrestadas y acusadas de terrorismo en el país. Estos arrestos fueron coordinados por las distintas autoridades canadienses, entre ellas los INSETs (Integrated National Security Enforcement Teams) y la Policía Montada.
  • Extremistas violentos, particularmente los que forman parte de Al Qaeda, así como sus simpatizantes, han identificado a Canadá como un posible objetivo de sus ataques. Aunque Al Qaeda se ha debilitado todavía tiene un rol estratégico y sigue siendo una amenaza directa para el país y su futuro. Grupos terroristas regionales han, además, jurado lealtad a Al Qaeda, adoptando su ideología y buscando capacidad para realizar ataques a Occidente.

El ministro de Seguridad Pública, Steven Blaney, aseveró vía comunicado de prensa que “como una nación, Canadá ha alcanzado el éxito combatiendo el terrorismo en muchas formas: a través de trabajo de inteligencia, a través de la cooperación internacional, el refuerzo de las leyes y, al mismo tiempo, trabajando con varias comunidades. A pesar de este éxito, el terrorismo sigue siendo una amenaza para los canadienses, nuestros intereses y hacia nuestro país”.

Gráfico: Reporte Público de Amenazas Terroristas a Canadá