martes, 9 de septiembre de 2014

“No contrato extranjeros”: Multan a empresa de Ottawa que discriminó a un inmigrante

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:

Mazo Juez Abogado

La empresa Ottawa Valley Cleaning and Restoration, ubicada en la capital del país, tendrá que pagar más de $8.000 por un caso de discriminación laboral en contra de un inmigrante.

El Tribunal de Derechos Humanos de Ontario presentó hace unos días su decisión sobre el caso de Malek Bouraoui, un inmigrante que llegó a Canadá e intentó obtener un empleo en esta empresa. Sin embargo, fue rechazado por el color de su piel y por ser “extranjero“.

El encargado de la empresa le dijo que “sólo contrataba personas blancas”.

Todo ocurrió en junio de 2013 cuando Bouraoui intentó solicitar un puesto de trabajo en la empresa. Según el testimonio que dio ante el tribunal, recibió unos días después una llamada de “Jesse”, quien le preguntó de qué país venía y si era de raza blanca o negra.

El demandante dice que le respondió que de hecho no había nacido en Canadá, pero que estaba algo sorprendido por la segunda pregunta. La respuesta a su solicitud de empleo la recibió a través de un mensaje de texto de parte de “Jesse”:

“Intenta aprender inglés y tendrás mejor suerte, no contrato a extranjeros. Mantengo al hombre blanco trabajando”.

Este mensaje fue la primera evidencia que Bouraoui recopiló para su queja ante el tribunal, aunque no se imaginó que los mensajes continuarían. Luego de señalarle al hombre que su respuesta era discriminatoria, recibió otro texto:

“No dije nada que sea racista, todo lo que dije es que no contrato extranjeros y que contrato hombres blancos, así que deja de escribirme. Tómalo como tu quieras, pero si me vuelves a escribir será acoso. Además, no hay ley en contra de lo que dije, se llama libertad de expresión en Canadá, quizá lo sabrías si fueras un buen niño canadiense. Dejar de gastar mi tiempo”.

En su decisión, el Tribunal de Derechos Humanos de Ontario dice que las copias de los mensajes fueron la principal evidencia del caso. Además, confirmaron que de hecho los mensajes de texto fueron enviados desde el teléfono de “Jesse“, quien es empleado o agente de la compañía, por lo que debe ser responsable de sus acciones.

El fallo de la corte destaca que preguntar el lugar de nacimiento, así como la raza, está prohibido a la hora de una solicitud de trabajo.

El documento publicado por el tribunal -el cual es cuasijudicial e independiente- señala que en ningún momento del proceso los representantes de Ottawa Valley Cleaning and Restoration participaron. De hecho, ni se presentaron a las audiencias.

Foto: Flickr – Joe Gratz (CC)