martes, 9 de septiembre de 2014

Crece el nerviosismo en el Reino Unido ante avance del apoyo a la independencia de Escocia

Publicado en:
El Mundo Uncategorized
Por:
Temas:

Bandera Escocia

Hay nerviosismo en Londres. La próxima semana Escocia decidirá si se convierte en un país independiente, lo que pondría fin a su relación con el Reino Unido, que data de hace 307 años.

Hay nerviosismo porque los más recientes sondeos indican que será una batalla cerrada, que se podría definir por algunos pocos miles de votos.

Este martes fue publicado un nuevo sondeo que dictamina un propio empate, con el no apenas un punto por encima de la opción soberanista (39-38). Hay nerviosismo porque hace un mes esa misma encuesta daba una ventaja de 13 puntos (45-32) a los unionistas que quieren mantener a Escocia tal como está.

Esta es la segunda encuesta que cae mal en Londres luego de que el fin de semana un estudio de YouGov diera la ventaja por primera vez a los seguidores del «Sí» (51-49).

Golpeado por el temor, el primer ministro David Cameron tomó acciones. Primero prometió nuevos poderes a Escocia, para tratar de atraer a los que se dicen nacionalistas pero estarían de acuerdo con votar «no» a cambio de nuevos beneficios de parte de Westminster.

El segundo plan de Cameron fue unir a todos los partidos políticos. Los líderes de las tres principales fuerzas en el Parlamento se unieron y viajarán a Escocia para el cierre de campaña. Incluso hicieron un anuncio conjunto.

“Hay muchas cosas que nos dividen, pero hay una cosa en la que estamos apasionadamente de acuerdo: el Reino Unido es mejor si estamos todos juntos«, señala el comunicado firmado por los tres líderes, «Por eso nos hemos puesto todos de acuerdo en que el mejor sitio en el que podemos estar mañana es en Escocia, no en la sesión de preguntas al primer ministro en Westminster”.

La remontada del «sí» vino luego del segundo debate televisado, el cual fue claramente ganado -según los especialistas- por el primer ministro escocés, Alex Salmond, la mente maestra detrás del referéndum.

Esta semana el Banco de Inglaterra también jugó su carta a favor de la unión. Su gobernador, Mark Carney -antiguo gobernador del Banco de Canadá- señaló que el plan de los independentistas de mantener la libra esterlina como moneda podría no funcionar, pues -a su juicio- va en contra del propio plan soberanista.

Luego del sondeo presentado el fin de semana el valor de la moneda británica, así como la Bolsa, registraron fuertes caídas ante los temores de separación.

Foto: Flickr – Travelingred (CC)