jueves, 11 de septiembre de 2014

Chile recordó a las víctimas de la dictadura en medio de tensión ante ola de atentados

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Michelle Bachelet Chile Ceremonia

«En Chile no hay ni puede haber espacio para la violencia, para el miedo o el temor». Las palabras de la presidenta Michelle Bachelet tuvieron más de un sentido este jueves.

Chile recordó uno de sus episodios más tristes, cuando el 11 de septiembre de 1973 el general Augusto Pinochet llegara al poder e implantara una de las dictaduras más duras que vivió la región en los últimos años. Al mismo tiempo, las palabras de Bachelet iban referidas a la reciente ola de atentados que se han registrado en la nación sudamericana.

Bachelet, cuya familia vivió de primera mano los males de la dictadura, dijo que «Chile no ha olvidado su lucha por la democracia«. Además, planteó una nueva estrategia para tratar de sanar las heridas: que todos, civiles y militares, que hayan estado involucrados en la dictadura, entreguen toda la información y datos que tengan sobre las víctimas y sobre las violaciones de derechos humanos.

Esta iniciativa ha sido apoyada por varios sectores, incluso los que se oponen al gobierno de Bachelet.

La ceremonia principal se realizó en el palacio de La Moneda, donde Bachelet rindió un homenaje al expresidente Salvador Allende, quien se suicidó durante la toma del palacio de gobierno en medio del golpe de estado del 73.

También se rindió tributo a las más de 38.000 personas que fueron torturadas, ejecutadas o desaparecidas durante la dictadura. «Nuestra memoria no es un lastre, sino el motor de nuestra responsabilidad con el presente y el futuro», dijo la mandataria.

En medio de tensión

La ceremonia llegó en medio de una difícil situación que vive Chile, luego de los tres atentados con bomba que se han registrado esta semana en distintos espacios públicos del país. En total 16 personas han resultado heridas, cinco de gravedad.

Ningún grupo ha reivindicado los ataques, mientras la policía no ha señalado datos sobre los posibles sospechosos.

Foto: Presidencia de Chile