sábado, 13 de septiembre de 2014

Unión de hecho en Quebec: mitos y realidades

Publicado en:
Actualidad Notarial Portada
Por:
Temas:

Union de hecho en Quebec

Las estadísticas muestran que son cada vez más numerosas las parejas deciden vivir juntos sin casarse ¿Es usted uno de ellos? ¿Cuáles son las consecuencias legales de su situación? ¿La convivencia da derechos? ¿Los concubinos se heredan entre sí? Leyenda, mito y realidad sobre la unión de hecho en Quebec.

Unión de hecho: mitos y realidad 

Cuando uno pregunta al ciudadano común de Quebec si el hecho de que dos personas hagan vida común sin estar casados les da derechos legales similares a los que tienen las personas casadas, la respuesta suele ser «sí».

Sin embargo ¡la realidad legal indica lo contrario! Para poner en claro las consecuencias legales de ser parte de una unión de hecho, veamos juntos qué implicaciones tiene en el plano legal la simple convivencia:

  • La residencia familiar: 

Contrariamente a lo que se cree, el miembro de la pareja que no es propietario de un inmueble, no tiene ningún derecho sobre él y el cónyuge de hecho que es propietario podrá venderlo o hipotecarlo sin consentimiento de la otra parte, aun cuando la propiedad sea la residencia de la familia. Por el contrario, en el caso de las parejas casadas, el cónyuge no propietario de la residencia familiar contará con una protección legal: su consentimiento será necesario para vender o hipotecar la casa.

  • El patrimonio familiar:

El patrimonio familiar es un régimen legal que solo se aplica a las parejas legalmente casadas y en virtud del cual, a la ruptura o fallecimiento de uno de los esposos, el esposo no propietario tendrá derechos sobre el valor del bien.

Dentro del patrimonio familiar encontramos: la residencia primaria y/o secundaria, y sus muebles,  y los vehículos afectados al uso de la familia, así como ciertos derechos sobre los montos aportados a regímenes de epargne-retriate (REER), entre otros.

Los miembros de la unión de hecho no tienen ninguna protección o derecho sobre estos bienes.

  • Los hijos: 

Con respecto a los hijos no existen diferencias, sea que haya nacido están los padres casados o en unión de hecho, estos cuentan con los mismos derechos en ambos casos, ya sea en materia alimentaria, sucesión, ejercicio de la autoridad parental, etc.

Si uno de los hijos es de una unión anterior éste no tendrá derechos respecto del cónyuge de hecho que no es el padre, a menos que éste lo adopte legalmente.

En la próxima semana continuaremos desarrollando el tema de las consecuencias legales de la unión de hecho, así como de las medidas de protección que se pueden tomar.

La presente columna es hecha a título general e informativo, sin otra pretensión que la de ilustrar al lector sobre los aspectos notariales vinculados  al  diario vivir de una persona en la provincia de Quebec. Queda el lector invitado a buscar las respuestas concretas a sus necesidades notariales con el consejo de su profesional de confianza.

Por cualquier duda pueden llamar al teléfono  514-513-9788, o escribir a rber@montreal-notaire.com o a través de la GuíaNM. 

Foto: Flickr / Martin Cathrae (CC)