jueves, 25 de septiembre de 2014

Cruz Roja canadiense advierte que inmigrantes detenidos permanecen en condiciones inadecuadas

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:

centro de detención para inmigrantes reporte Cruz Roja

De acuerdo con una investigación de la Cruz Roja los centros de detención para inmigrantes de Canadá presentan numerosas carencias, entre ellas, falta de apoyo para los niños arrestados e inadecuados programas de asistencia y ayuda mental.

La organización internacional asevera que, además, como no existen centros sólo para inmigrantes detenidos en muchas partes del país, éstos muchas veces son retenidos en cárceles provinciales o policiales, donde permanecen con pandilleros y criminales.

El reporte se realizó luego de un acuerdo realizado entre la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá y la organización humanitaria. Se monitoreó -tras el convenio- el tratamiento y las condiciones de los inmigrantes detenidos bajo la Ley de Inmigración y Protección del Refugiado.

Como se conoce, la agencia federal detiene, en la mayoría de los casos, a las personas que podrían de evadir a las autoridades o a aquellas cuyas identidades no pueden ser confirmadas.

En el mismo reporte la Cruz Roja realiza una serie de recomendaciones para reducir o eliminar las carencias que presenta este sistema, las cuales fueron percibidas por inspectores en un total de 63 visitas realizadas a los centros de detención de Columbia Británica, Alberta, Ontario, Quebec y Nueva Escocia.

El reporte, realizado de forma confidencial, fue dado a conocer por la Presse Canadienne, en virtud de la Ley de Acceso a la Información.

La Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá posee centros de detención para inmigrantes en tres provincias. Pero, en 2012, fueron detenidos en el país un total de 3.952 inmigrantes en todo el país, en cárceles provinciales o policiales.

Según la Cruz Roja esta situación puede ser “sumamente estresante” para los inmigrantes. “Sobre todo para los que piden refugio, que han sido víctimas de conflictos armados, de tortura u otras experiencias traumáticas”.

En los centros de arresto de Alberta y Quebec, denuncia el reporte, el problema de la sobrepoblación de detenidos es permanente, pues en celdas destinadas para una persona hay hasta tres detenidas, con arrestados durmiendo en colchones en el piso y un espacio personal limitado.

En el caso de los menores, el estudio reporta que en 2012 fueron detenidos un total de 291 inmigrantes menores de edad, de los cuales 288 fueron retenidos en cárceles federales y tres en provinciales. Pero la Cruz Roja no descarta que ese número pudo haber sido mayor.

Es ante esta situación que la organización internacional plantea activar una política nacional para el caso de los menores detenidos, que cubra sus necesidades emocionales y sicológicas.

El reporte también destaca la falta de apoyo en materia de salud mental para con los detenidos. Describe este problema como un tema de “gran preocupación”.

En este punto vale recordar el caso de Lucía Vega Jiménez, de 42 años de edad, quien falleció días después de haberse intentado suicidar en una cárcel de la agencia de servicios fronterizos.

Mientras tanto, como se conoció esta semana, la dependencia federal está buscando formas de reducir el costo que genera la detención de inmigrantes. Una de las propuestas presentadas hasta ahora es la vigilancia electrónica de quienes deben ser supervisados, eliminando así el encarcelarlos.

Foto: Captura de pantalla / YouTube