martes, 30 de septiembre de 2014

Tres distritos de Montreal podrían aumentar sus impuestos tras recortes previstos por el alcalde Coderre

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:

Denis Coderre bandera del orgullo gay

Los alcaldes de Outremont, Plateau-Mont-Royal y del Sud-Ouest tienen una tarea compleja, sobre todo para su popularidad: escoger si disminuir los servicios que ofrecen en sus respectivos distritos o aumentar los impuestos municipales, luego de que la alcaldía de Montreal active una serie de recortes previstos en la reforma de financiamiento, propuesta por el burgomaestre, Denis Coderre.

Estos tres distritos están previendo imponer un nuevo incremento en los tributos que pagan los contribuyentes, al cual bautizarían «la taxe Coderre”.

El alcalde del Sud-Ouest, Benoit Dorais, considera que no tienen más opciones. En este distrito, por ejemplo, los recortes implicarían una reducción de 2 millones de dólares de ingresos, por año.

En una entrevista con Radio-Canada, Dorais aseveró que la reforma de Coderre tendrá un impacto contrario a lo que inicialmente se había planteado, que era garantizar la igualdad entre los distintos distritos, respectar la capacidad de pagar de los contribuyentes y aumentar y garantizar los servicios.

De acuerdo con el burgomaestre del Sud-Ouest, la reforma no prevé los montos necesarios para pagar las convenciones colectivas, los aumentos salariales, entre otros gastos.

En este distrito montrealés, el incremento del “impuesto Coderre”, se traduciría en un centavo por cada dólar de valor de tasación.

El objetivo de la alcaldía de Montreal es reducir la nómina municipal en 2.200 puestos de trabajo, desde ahora hasta el 2018, para disminuir así la masa salarial, que representa la mitad de los gastos municipales. Ese monto sería reinvertido en infraestructura.

Cabe recordar en este punto que un trabajador municipal de cada cuatro podría llegar al momento de su jubilación en los próximos cinco años.

Por el ejercicio en curso, explicó Dorais, será necesario despedir a 12 trabajadores. Se deben recabar 3 millones de dólares, lo que implicará despidos y, por ende, reducción en los servicios, agregó el burgomaestre.

Además, indicó el alcalde, se aumentarán los retrasos en servicios como el de cargar la nieve, que generará, a su vez, otros efectos También se prevé que se reduzcan los servicios de mantenimiento de las pistas de patinaje, por ejemplo. “Habrá menos inspectores en el terrero para verificar qué se construye y qué se renueva”, advirtió Dorais.

En julio de este año se conoció que la administración del alcalde Coderre revisaría los poderes de los distritos y de la alcaldía de Montreal, haciendo especial énfasis en las vías de financiamiento que éstos reciben. En ese entonces, los burgomaestres de las distintas municipalidades acusaron a la alcaldía central de “vaciar sus presupuestos” para dar más a los distritos que están en la periferia de la ciudad.

Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM